Archivo

Posts Tagged ‘reflujo biliar’

Helicobacter pylori, generalidades y las posibilidades de las plantas medicinales

Si bien el objetivo principal de este blog es presentar y discutir el uso de las plantas medicinales en la salud humana, una consulta realizada por Luz Patricia me lleva a variar esta política. Es el caso de las infecciones estomacales por H. pylori.
-
La bacteria Helicobacter pylori que actualmente infecta al 50% de la población humana y en ciertas circunstancias aún mas, coloniza los tejidos de la capa de tejido que recubre el estómago (mucosa epitelial).
-
Esta bacteria tiene un mecanismo especial para traspasar la barrera de defensa del tejido epitelial y adherirse a las células epiteliales. Los microorganismos pueden desviar la respuesta inmunológica del organismo y así evitar ser atacados por las células defensivas. Aún más, al parecer al lograr una acumulación anormal de células de respuesta en la mucosa gástrica, ayudan a provocar una reacción inflamatoria crónica.
-
Esto y la capacidad para sobrevivir en un medio tan ácido como el gástrico, le confieren características únicas. Ello explica su intervención en la aparición de las mencionadas
gastritis, en úlceras y aún en el desarrollo de ciertos tumores.
-
Habría diferencias genéticas que se expresan en la disposición estructural de los tejidos gástricos que explicarían las distinatas respuestas individuales. El hecho de que la mitad de la población humana (en algunas situaciones sociales, aún más) esté infectada por la bacteria y solamente un 10% desarrolla problemas como gastritis y úlceras, a partir de la actividad de la bacteria, indica diferencias importantes.
-
El tratamiento alopático se ha realizado mediante el uso combinado de supresores de la acidez gástrica y antibióticos. El desarrollo de resistencia a algunos de los antibióticos utilizados por parte de la bacteria ha obligado a modificaciones en el tipo de tratamientos y a la búsqueda de alternativas como el desarrollo de vacunas. Las utilización de tratamientos alternativos debe ser realizado por los especialistas actuantes.
-
Se están desarrollando antibióticos específicos contra H pylori, hasta ahora en base a evidencias que indican la posibilidad de bloquear la producción de proteínas imprescindibles para su sobrevivencia y el aislamiento de mensajeros de ARN que regulan los genes de la bacteria, que posibilita una de las formas de elaborar una vacuna.
-
La medicinal natural puede aportar lo suyo. La disminución y aún la erradicación de estos microorganismos puede ser respaldada con la utilización de extractos de plantas con propiedades antibióticas o de interferencia en la adherencia de las bacteria a los tejidos. Menciono las especies principales y queda para más adelante una discusión detallada de cada una de ellas.
-
ajo (Allium sativum) La importancia del ajo en cuadros de este tipo de infecciones está dado por la capacidad antibiótica de sus compuestos azufrados. Ante la existencia de gastritis, su uso debe ser evaluado por los mencionados problemas de irritación a nivel local, que podrían complicar el cuadro. Este problema se puede obviar mediante el uso de preparados estandarizados.
-
alóe (Aloe barbadensis) El aloe como curativo y protector de la mucosa gástrica. Es un estimulante de la digestión y de la bilis. Las propiedades de los glúcidos existentes en esta planta son ampliamente conocidos. Asimismo presenta propiedades antimicrobianas.  A los efectos de lograr una dosificación correcta se debería consumir los productos preparados y controlados, ya que lograr lo mismo con jugo fresco requiere conocimientos importantes de los temas médicos.

La cebolla (Allium cepa) actúa promoviendo los procesos digestivos, protegiendo la mucosa de estómago en intestino y además al poseer propiedades antimicrobianas, combate al Helicobacter pylori. Las antocianinas y la quercetina, flavonoides presentes en abundantes cantidades en este bulbo, serían los responsables de estas y otras importantes actividades. Recordar que la quercetina se encuentra en mayor cantidad en la piel o cáscara de la cebolla.
-
La equinácea (Echinacea purpurea) además de sus muy importantes propiedades inmunoestimulantes, es antiinflamatoria y digestiva, promueve la secreción de bilis y presenta actividad antimicrobiana.
-
El hibisco (Hibiscus spp), los extractos de sus flores principalmente tienen una buena cantidad de propiedades, entre las que nos interesan, digestivo, antiespasmódico, protector de la mucosa, estimulante del hígado y de la vesícula biliar. Con ello logra una normalización del tránsito intestinal.
-
hierba limón (Cymbopogon citratus) Es carminativo, digestivo y como antimicrobiano. Estudios preliminares han demostrado que los aceites extraídos de la hierba limón tienen buen potencial como terapia alternativa para erradicar la Helicobacter pylori.
-
jengibre (Zingiber officinalis) los extractos de su raíz se han venido usando desde hace mucho como estimulantes de las funciones digestivas, en especial del páncreas. Son antiinflamatorios y antibacterianos.
-
matico (Piper angustifolium)
menta (Mentha piperita)
muña (Clinopodium bolivianum)
pomelo (Citrus paradisa)
romero (Rosmarinus officinalis)
tilo Tilia platyphyllos)
tomillo (Thymus vulgaris)
varios hongos (Agaricus y Lactarius, además de los
Penicillium)
-
La dieta, si bien con importancia no demostrada, debe adecuarse a las lesiones existentes, gastritis o úlceras, por lo que dietas sanas, con escaso contenido en grasas, comidas no muy voluminosas y repartidas en varias veces al dia y la masticación y deglución en forma adecuada, ayudan a no empeorar los cuadros presentes.
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 215 seguidores