Bronquitis

La inflamación de los bronquios, con tos persistente, congestión de las vías respiratorias y generalmente con una flema abundante y espesa, se llama bronquitis. Su causa más común, aunque no la única, es un agente microbiano, es decir se trata de un proceso infeccioso. Asimismo se puede producir a partir de agentes químicos tóxicos, entre los que se encuentra el humo del cigarrillo.

Los tratamientos más utilizados tienden a combatir al agente infeccioso, a disminuir la inflamación, a eliminar la flema, a calmar la tos y los broncoespasmos y a reparar el daño en los tejidos de las vías respiratorias.

Ajo (Allium sativum). El bulbo es antiséptico, antiviral, antibacteriano, expectorante, febrífugo, tónico. El consumo de 1 a 2 dientes de ajo diarios, o la inclusión de dientes en la comida es siempre beneficioso y en especial frente a cuadros de bronquitis.

Eucaliptus (Eucalyptus globulus y otras). Contiene aceites esenciales como el eucaliptol con propiedades expectorantes, antisépticas y refrescantes. Se puede utilizar externamente aplicando vahos, en cremas expectorantes o en decocciones.

Forsitia (Forsythia suspensa). Semillas, contienen glicósidos y rutina. para la tos, antiinflamatoria, febrífuga y tónica. Es una planta muy utilizada desde antaño en la China.

Hiedra (Hedera helix) Es expectorante y antiespasmódica por las saponinas y alcaloides presentes en sus hojas. Es una planta que debe usarse bajo estricta vigilancia médica, debido a que en dosis elevadas ha demostrado ser tóxica.

Madreselva (Lonicera japonica). Contiene saponinas con propiedades antibacetrianas, antiinflamatorias, antiespasmódicas, antivirales y febrífugas. Sus parte aéreas, incluyendo las flores se usan como infusiones para infecciones del tracto respiratorio.

Malva (Malva sylvestris) y Malvavisco (Althaea officinalis). Son impostantes por su efecto antiinflamatorio y curativo de las vías aéreas. Calman la tos y disminuyen la flema. Aparentemente disminuyen los broncoespasmos que muchas veces acompañan los accesos de tos.

Tomillo (Thymus vulgaris). Hojas y flores contienen fenoles, como el timol, con propiedades antimicrobianas, antibroncoespasmos, expectorantes, desinfectantes. Posee además una importante acción antioxidante. Se utiliza una decocción de sus partes aéreas.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: