Plantas antiinflamatorias

Plantas con propiedades antiinflamatorias

Las reacciones inflamatorias de la piel pueden deberse a muchos factores, las dermatitis por contacto, las quemaduras solares, las abrasiones, etc y la manifestación de problemas internos, como psoriasis, eczemas, alergias, etc. El uso de plantas y sus extractos intentan atenuar esos síntomas, teniendo en cuanta que muchas veces son manifestaciones de defensa del organimo y no deben ser neutralizadas, sino atenuadas.

Son muchas las plantas con actividad antiinflamatoria sobre la piel, mediante la modulación de algunos de los varios mecanismos que intervienen en esta compleja reacción orgánica. Prostastaglandinas, leucotrieno, acción antihistamínica, óxido nítrico, etc.

Abedul (Betula alba, pendula) El aceite obtenido a partir de la corteza interior es astringente y se utiliza en el tratamiento de diversas afecciones de la piel, eczemas especialmente y psoriasis. Una decocción de las hojas y la corteza se utiliza para erupciones.

Alóe (Aloe vera, barbadensis) Los componentes del gel inhiben la síntesis de prostaglandinas y reducen la migración e infiltración de leucocitos, la liberación de histamina y la síntesis y secreción de leucotrienos. Las dermatitis por rayos solares o por radiaciones de cobalto 60 se atenúan con la aplicación de gel de alóe. Es una de las plantas de mayor utilidad para la piel.

Borraja (Borago oficinalis) El aceite de borraja es muy rico en ácidos grasos esenciales del tipo omega 6. El ácido gamma-linolénico puede ser transformado en prostaglandinas que ayudan a controlar los procesos inflamatorios. El mucílago y el ácido salicílico que contiene complementa esta acción.

Carqueja (Baccharis genistelloides, trimera) Con fuertes propiedades antiinflamatorias y analgésicas debidas, al menos en parte, a la inhibición de la biosíntesis de prostaglandinas. Los componentes activos son principalmente las saponinas y la rutina. Si bien los extractos alcohólicos son más potentes, con el extracto acuoso se logran resultados interesantes.

Cebolla (Allium cepa) puede eliminar los sabañones, ya que se trata de un vegetal con propiedades antiinflamatorias y antioxidantes que mejoran la funcionalidad de la piel.

Cúrcuma (Curcuma longa) La curcumina inhibe la actividad de la 5-lipoxigenasa en neutrófilos peritoneales de rata y de las plaquetas humanas. Esta enzima participa en la formación de los leucotrienos. Además ejerce una fuerte actividad antioxidante.

Equinácea (Echinacea purpurea) Las raíces y la planta entera se consideran particularmente beneficioso en el tratamiento de úlceras, heridas, quemaduras, etc, porque posee actividad similar a la cortisona.

Fucus (Fucus vesiculosus) La decocción acuosa del alga negra tiene un efecto calmante sobre la piel.

Ginkgo (Gingko biloba) Posee propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Ayuda a mejorar la circulación y potencia la producción de colágeno.

Hamamelis (Hamamelis virginiana) planta con propiedades astringentes, antiinflamatorias y antisépticas que se utiliza como tónico y para calmar las pieles irritadas o inflamadas.

Llantén (Plantago major) emoliente, antiinflamatorio, astringente, antibacteriano y antipruriginoso. Por su contenido en mucílago, pectina y taninos.

Limón (Citrus limon) Antiinflamatorio, cicatrizante, hipotensor, antiinfeccioso, digestivo. Regulador del tono nervioso, fluidifica la sangre. Tiene atributos antihongos, antisépticos, purificantes, refrescantes y bactericidas.

Malva (Malva officinalis) El contenido en mucílago le confiere potentes propiedades antiinflamatorias, tanto en uso externo como interno. Una infusión de hojas y flores es recomendable.

Malvavisco (Althaea officinalis) Sus propiedades emolientes suaves hacen que sea muy eficaz en el tratamiento de inflamaciones e irritaciones de la piel y las mucosas

Manzanilla (Matricaria recutita) el camazuleno, es notablemente antiinflamatorio y antialérgico. Tanto la tintura alcohólica como la infusión presentan esta propiedad.

Milenrama (Achillea millefolium) También contiene el azuleno agente anti-inflamatorio, aunque el contenido de este varía incluso entre las plantas en el mismo hábitat. La hoja fresca se puede aplicar directamente a un dolor de muelas con el fin de aliviar el dolor.

Olivo (Olea europaea) una infusión acuosa de hojas de olivo es hidratante, emoliente y antiinflamatoria. El aceite de oliva a su vez puede actuar como un desinflamante de la piel, aún consumido por via oral.

Tomate (Lycopersicon esculentum). El jugo de la fruta fresca y de las frutas procesadas posee importantes propiedades antiinflamatorias, comprobadas a diario en las quemaduras por los rayos solares. Probablemente el licopeno tiene mucho que ver.

Regaliz (Glycyrrhiza glabra) Externamente, la raíz se utiliza en el tratamiento de herpes, eczema y herpes zoster.

Uña de gato (Uncaria tomentosa) Para la inflamación. Contiene glucósidos antiinflamatorios.

Otras plantas con actividad similar a la cortisona: orégano silvestre, albahaca, hinojo, higo, pomelo, pasiflora, estragón, té y tomillo.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: