Piel uso externo

Uso externo de plantas medicinales en la piel

Aguacate o Palta (Persea americana). El elevado contenido en aceite y de vitaminas antioxidantes de la pulpa son los elementos principales que explican su acción exfoliante y regeneradora sobre la piel.

Aloe (Aloe vera). Sus muchas propiedades la hacen una planta de elección para muchos problemas de la piel. El gel de alóe ha demostrado aumentar la regeneración de colágeno (medido por los metabolitos secundarios excretados), asimismo poseer efectos antiinflamatorios (tal el caso de los eritemas por exposición al sol), asimismo ha presentado actividad antimicrobiana. Como un efecto adicional, el aumento de la permeabilidad de la piel, importa a los efectos de la absorción de otras sustancias curativas.

Caléndula (Calendula officinalis). Los extractos en aceite o en alcohol son antibacterianos, antihongos, antivirales, antiinflamatorios y promueven la rápida cura de afecciones de la piel. He venido utilizando tanto la infusión en aceite como el extracto alcohólico de pétalos de flores (sí de los pétalos de las flores), con excelentes resultados en pieles sensibles y pieles envejecidas.

Centella (Centella asiatica). Alcaloides, saponinas, taninos y otras sustancias le confieren a esta planta propiedades únicas. Normalización del metabolismo de los tejidos grasos de la piel. Moderación en la producción de colágeno. Aparentemente logra la desaparición de los llamados nódulos de celulitis. Devuelve la tonicidad muscular. Es un tónico circulatorio. Se puede usar en decocción, en tinturas hidroalcohólicas o en polvo, de la planta entera.

Hamamelis (Hamamelis virginiana). Una planta con reconocidas propiedades astringentes que, además tiene acción calmante,por lo que alivia el dolor y la picazón. Se utiliza localmente en compresas mojadas con una decocción de las partes aéreas de esta planta o se incorpora a cremas o unguentos. Su contenido en flavonoides, glicósidos y taninos explican estas y otras muchas acciones de la planta. Se puede usar tanto una decocción acuosa o un extracto alcohólico.

Llantén (Plantago major). Una infusión de sus hojas es un poderoso cicatrizante, antialérgico y antiprurito. Una decocción de pocos minutos también resulta eficaz. Es antiinflamatoria y emoliente. Contiene mucílago, taninos, flavonoides, alcaloides, entre otros.

Malvavisco (Althaea officinalis). Calmante, emoliente, antiinflamatoria son algunas de sus propiedades, conferidas por el contenido en mucílago de la planta entera. Se utiliza una infusión o una decocción rápida. Otra planta de propiedades muy similares es la Malva (Malva sylvestris).

Manzanilla (Matricaria chamomilla o recutita). La infusión de sus flores tiene propiedades antiinflamatorias, antisépticas y regeneradoras, explicadas por varios de sus componentes, entre ellos los mucílagos. Una tintura hidroalcohólica es asimismo eficaz.

Onagra (Oenothera biennis). El alto contenido en ácido gama linolénico la hace muy eficaz. Otras plantas como la borraja (Borago officinalis) lo contienen en buena proporción. La importancia de este ácido radica en su intervención en recuperar pieles irritadas, secas y sensibles, así como en dotar a la piel de mayor elasticidad.

Pepino (Cucumis sativus). Contiene mucha agua, vitaminas y aceites esenciales que lo hacen indicado para la recuperación de pieles resecas y deshidratadas, La aplicación directa del jugo o pasta del fruto ha resultado de mucho beneficio.

Piña (Ananas comosus). El jugo o la pasta del fruto contienen una enzima, la bromelaína, que ayuda a disolver los tejidos dañados y por tanto a limpiar las heridas y contienen alfa-hidróxi ácidos que estimulan la producción de colágeno.

Verdolaga (Portulaca oleracea). Con compuestos antioxidantes poderosos, la pulpa de sus hojas obtiene resultados notorios en la recuperación de pieles envejecidas e inflamadas.

Violeta o Trinitaria (Viola tricolor). La planta entera, incluyendo sus flores contiene saponinas depurativas, mucílagos, carotenoides y pigmentos con acciones protectoras y regeneradoras de la piel.

Zanahoria (Daucus carota). Los carotenos contenidos en la raiz o tubérculo, tienen propiedades antioxidantes que se manifiestan al aplicar una pulpa en forma externa. Rejuvenece la piel y elimina arrugas.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: