Acné

Se trata principalmente de una infección de la piel que provoca inflamación y producción de pus. Hay bacterias específicas que han sido reconocidas como responsables. Las causas iniciales pueden ser hormonales (pubertad, menstruación, embarazo), nerviosas (ansiedad, estrés), predisposición genética, agresiones ambientales (polución, tóxicos), infecciones bacterianas, la dieta, el tipo de vestimenta y otras causas menores. Este importante problema de la piel se presenta comunmente durante la pubertad.

Existe mucha información sobre el uso de productos en base a plantas para el tratamiento del acné. La propuesta es ir analizando poco a poco cuál o cuáles serían los mejores tratamientos o por lo menos aquellos que han obtenido promedialmente mejores esultados.

Una aproximación natural al problema se ha hecho con tratamientos generales, por vía oral y tratamientos locales. Los tratamientos generales se basan en el uso de plantas depurativas, plantas que disminuyen los niveles de grasa en sangre, plantas que pueden regular los niveles hormonales y plantas que incentivan las reacciones curativas de la piel. Los tratamientos locales se han intentado con plantas antisépticas, astringentes y antiinflamatorias.

Aparentemente el tratamiento combinado de preparaciones para uso interno y para uso tópico es el que ha dado mejores resultados.

Uso interno

Las plantas depurativas aumentan la diuresis y algunas la sudoración, otras estimulan la actividad hepática y biliar. En su gran mayoría esta actividad se logra mediante una estimulación de la actividad de enzimas involucradas en cada proceso fisiológico. Debe cuidarse su efecto hipotensivo y algunas veces irritante del tubo digestivo.

Alcaucil (Cynara scolymus). Tanto el jugo de la planta fresca como el extracto obtenido por decocción de las hojas contiene cinarina y principios amargos con potentes propiedades coleréticas, es decir estimulantes de la producción de ácidos biliares, fundamentales para la digestión de grasas. Como con todas las plantas coleréticas hay que descartar problemas en las vías biliares.

La bardana (Arctium lappa) Se utilizan las hojas, las semillas y la raíz fresca. Se puede consumir por vía oral (pulverizada, infusiones, etc.) o tópica (geles, cremas, etc.) Esta planta tiene propiedades depurativas, antimicrobianas y bacteriostáticas, entre otras. La acción antimicrobiana y bacteriostática se debe a la arctiopicrina, un antibiótico natural especialmente activo frente a los estafilococos. Es útil en el tratamiento del acné, seborrea, forúnculos y erupciones de ciertas enfermedades, como la varicela o el sarampión, e incluso en eczemas y en dermatitis.

Boldo (Peumus boldus). La infusión de la hojas de esta planta en una de las más indicadas para todo tipo de indigestiones. Alcaloides como la boldina y bioflavonoides son responsables de su actividad analgésica, antiespasmódica, antiinflamatoria, carminativa, colagoga, laxante suave y sedante. Integra junto al alcaucil (alcachofa) un muy utilizado producto medicinal natural.

Carqueja (Baccharis genistelloides). Esta planta existente en zonas templadas de Sudamérica, es un importante antiinflamatorio y regulador del aparato digestivo. Una decocción de varios minutos bebida entre comidas es muy eficaz en reducir los efectos de muchos tipos de problemas digestivos y su efecto diurético adcional la hacen una planta depurativa por excelencia. Las saponinas presentes en esta planta son las responsables de su actividad antiinflamatoria, mediante una interferencia con la producción de prostaglandinas.

Cola de caballo (Equisetum arvense), una decocción de esta planta, con alto contenido en minerales, presenta efectos diuréticos y sudoríficos. Algunos de los minerales y los compuestos fenólicos son los responsables de esta propiedad.

Diente de león (Taraxacum officinale), la infusión de hojas y raíces es un reconocido y tradicional depurativo del organismo, por lo que un tratamiento periódico con este producto es casi imprescindible en la mayoría de los problemas crónicos. Los glicósicos amargos serían los compuestos activos, mediante la inhibición de la formación de leucotrieno B4. Es además estimulante de la actividad renal y hepática.

Limonero (Citrus limon). Una de las frutas depurativas por excelencia. Su elevado contenido en vitaminas, especialmente Vitamina C le confieren esta propiedad. En uso externo es astringente y bactericida.

Ortiga (Urtica dioica). Una infusión o decoccción de hojas y raíces poseen propiedades antiinflamatorias y depurativas de la sangre. Los flavonoides presentes estimulan la eliminación de toxinas y disminuyen los procesos inflamatorios por interferencia en la formación de varias sustancias relacionadas, citoquinas, leucotrienos y prostaglandinas.

Sauce blanco (Salix alba). El extracto de corteza presenta una considerable cantidad de ácido salicílico, con potentes propiedades antiinflamatorias y diuréticas. Se utiliza tanto por vía interna como externa.

Tilo (Tilia platyphyllos). La infusión de sus flores tiene importante actividad sudorífica, con lo que promueve la eliminación de toxinas por este medio. Son varias las sustancias químicas que estimulan la actividad de las glándulas sudoríparas. Adicionalmente al poseer un efecto calmante sobre el sistema nervioso, podría ayudar a disminuir el estrés.

Valeriana (Valeriana officinalis). La raíz contiene un aceite esencial (hasta 1%) rico en taninos, alcaloides, principios amargos, ésteres de ácidos orgánicos, valérico, isovalérico, pineno y canfeno. Sustancias que tienen eficacia en el tratamiento de alteraciones del sistema nervioso. Los extractos de valeriana son calmantes, sedantes, anticonvulsivos y antiespasmódicos. La planta es muy adecuada contra los estados de irritabilidad e hiperexcitabilidad, insomnio, neurosis, asma nerviosa, espasmos de estómago, calambres y trastornos cardíacos o digestivos de origen nervioso. Es útil en caso de agotamiento intelectual, cansancio, depresión nerviosa e insomnio crónico.

Zarzaparrilla (Smilax officinalis). El extracto acuoso de las raíces de esta planta, con alto contenido en esteroides y saponinas, ha resultado un excelente depurativo general, con varias acciones importantes en el organismo entre las que se destaca un beneficio sobre la mayoría de las afecciones crónicas de la piel.

Uso externo

Plantas antisépticas, astringentes, curativas y emolientes.

Aguacate o Palta (Persea americana). El elevado contenido en aceite y de vitaminas antioxidantes de la pulpa son los elementos principales que explican su acción exfoliante y regeneradora sobre la piel.

Aloe (Aloe vera). Sus muchas propiedades la hacen una planta de elección para muchos problemas de la piel. El gel de alóe ha demostrado aumentar la regeneración de colágeno (medido por los metabolitos secundarios excretados), asimismo poseer efectos antiinflamatorios (tal el caso de los eritemas por exposición al sol), asimismo ha presentado actividad antimicrobiana. Como un efecto adicional, el aumento de la permeabilidad de la piel, importa a los efectos de la absorción de otras sustancias curativas. El gel de áloe ejerce una acción cicatrizante, antiinflamatoria, antitumoral, antiviral, antiulcerosa, etc. Se extrae de la pulpa de las hojas.

Ananá o Piña (Ananas comosus). El jugo o la pasta del fruto contienen una enzima, la bromelaína, que ayuda a disolver los tejidos dañados y por tanto a limpiar las heridas y contienen alfa-hidróxi ácidos que estimulan la producción de colágeno.

Avena (Avena sativa) Una decocción de semillas trituradas, utilizada como humectante o en cataplasmas logra disminuir la picazón e inflamación de pieles afectadas. Se menciona que el germen de avena consumido en forma regular, disminuye los niveles de colesterol en sangre y tiene efectos antidepresivos moderados.

Caléndula (Calendula officinalis). Los extractos en aceite o en alcohol son antibacterianos, antihongos, antivirales, antiinflamatorios y promueven la rápida cura de afecciones de la piel. He venido utilizando tanto la infusión en aceite como el extracto alcohólico de pétalos de flores (sí de los pétalos de las flores), con excelentes resultados en pieles sensibles y pieles envejecidas.

Centella (Centella asiatica). Alcaloides, saponinas, taninos y otras sustancias le confieren a esta planta propiedades únicas. Normalización del metabolismo de los tejidos grasos de la piel. Moderación en la producción de colágeno. Aparentemente logra la desaparición de los llamados nódulos de celulitis. Devuelve la tonicidad muscular. Es un tónico circulatorio. Se puede usar en decocción, en tinturas hidroalcohólicas o en polvo, de la planta entera.

Enebro (Juniperus communis) los frutos tienen muy buenas propiedades antisépticas y rubefacientes.

Eucalipto (Eucalyptus globulus y otras sp). Se utilizan las hojas de ramas añejas. El aceite esencial es muy activo por su contenido en eucaliptol, que le confiere el aroma característico y se utiliza como antiséptico de las vías respiratorias y vías urinarias. Ha demostrado se eficaz contra ciertos hongos. Su uso externo como antiséptico está muy recomendado, en cambio el uso interno debe realizarse con precaución.

El fenogreco (Trigonella foenum-graecum) De ella se utilizan las semillas, que contienen múltiples principios activos, entre los que cabe destacar los mucílagos, proteínas, saponósidos esteroídicos, aceites esenciales, trazas de alcaloides, flavonoides, vitaminas, etc. Por vía tópica se emplea básicamente para el tratamiento de lesiones cutáneas, ya sean quemaduras o forúnculos, úlceras, eczemas, etc.

Hamamelis (Hamamelis virginiana). Una planta con reconocidas propiedades astringentes que, además tiene acción calmante, por lo que alivia el dolor y la picazón. Se utiliza localmente en compresas mojadas con una decocción de las partes aéreas de esta planta o se incorpora a cremas o unguentos. Su contenido en flavonoides, glicósidos y taninos explican estas y otras muchas acciones de la planta. Se puede usar tanto una decocción acuosa o un extracto alcohólico.

Llantén (Plantago major). Una infusión de sus hojas es un poderoso cicatrizante, antialérgico y antiprurito. Una decocción de pocos minutos también resulta eficaz. Es antiinflamatoria y emoliente. Contiene mucílago, taninos, flavonoides, alcaloides, entre otros.

Malvavisco (Althaea officinalis). Calmante, emoliente, antiinflamatoria son algunas de sus propiedades, conferidas por el contenido en mucílago de la planta entera. Se utiliza una infusión o una decocción rápida. Otra planta de propiedades muy similares es la Malva (Malva sylvestris).

Manzanilla (Matricaria chamomilla o recutita). La infusión de sus flores tiene propiedades antiinflamatorias, antisépticas y regeneradoras, explicadas por varios de sus componentes, entre ellos los mucílagos. Una tintura hidroalcohólica es asimismo eficaz.

Orégano (Origanum vulgare) se utilizan las partes aéreas. Los extractos acuosos y alcohólicos así como el aceite esencial presentan potente actividad antimicrobiana. Bacterias, hongos y virus son eficazmente controlados. De sencilla utilización son los extractos acuosos (obtenidos por decocción) y los extractos alcohólicos (obtenidos por maceración el alcohol absoluto o de 96°.

El pensamiento (Viola tricolor) Se puede emplear por vía oral o tópica. Por vía tópica se utiliza esencialmente para tratar el acné y la dermatitis seborreica. Tiene propiedades emolientes y protectoras de la piel. En combinación con la bardana, tiene un efecto diurético, antiinflamatorio y depurativo. La combinación de ambas plantas favorece asimismo las afecciones cutáneas asociadas a una eliminación insuficiente de líquidos.

Pino (Pinus silvestris) Los principios activos se extraen de las agujas, hojas y ramas jóvenes, principalmente. El aceite esencial, con varios compuestos de acción antiséptica se utiliza a nivel externo y en las vías respiratorias (su esencia de trementina es parcialmente responsable por esta actividad). Se ha venido recomendando para infecciones urinarias, aunque existen plantas con mayor efecto y de mayor seguridad. La pinosilvina tiene actividad antimicótica.

Tomillo (Thymus vulgaris) Se emplean las hojas y las flores. La esencia y los extractos alcohólicos y acuosos contienen sustancias fenólicas, timol y carvacrol que le confieren una poderosa actividad antiséptica y antimicrobiana. Su actividad antiviral está amplamente comprobada, al igual que su actividad antimicótica, aunque esta requiere de aplicaciones muy seguidas, probablemente más de 6 veces al día. Al hervir sus partes aéreas se huele un aroma característico de los fenoles y derivados, muy similar al del cloroxilenol (en estas regiones, Espadol). Esta actividad antiviral junto a su efecto astringente, por la presencia de taninos, lo hacen un componente obligado de medicamentos anti herpes simple.

Verdolaga (Portulaca oleracea). Con compuestos antioxidantes poderosos, la pulpa de sus hojas obtiene resultados notorios en la recuperación de pieles envejecidas e inflamadas.

Zanahoria (Daucus carota). Los carotenos contenidos en la raiz o tubérculo, tienen propiedades antioxidantes que se manifiestan al aplicar una pulpa en forma externa. Rejuvenece la piel y elimina arrugas.

Alimentos adecuados

Frutas. Depurativas, promueven la eliminación de toxinas y son fuente de vitaminas, en particular la vitamina A (frutas con pigmento amarillo), esencial para una piel sana.

Limón. Fruto antibiótico y depurativo.

Cereales integrales. Muy importante su contenido en fibra.

Hortalizas. Depurativas y fuente de vit A.

Germen de trigo, frutos secos y aguacate.

  1. CLAUDIA PATRICIA
    octubre, 2010 a las 1:22 am

    HOLA. QUIERO PREGUNTARLES SI USTEDES CONOCEN EL FRUTILLO Y QUE BENEFICIOS TIENE, PUES ME HAN DICHO QUE ES MUY BUENO PARA TRATAR HERIDAS Y QUE SIRVE TAMBIEN PARA EL ACNE. MUCHAS GRACIAS.

    • herbielatino
      octubre, 2010 a las 12:43 pm

      Si te refieres a la Lantana camara Claudia Patricia, solamente tengo referencias de su actividad antimicrobiana en uso tópico y por ello podría ayudar a la curación de heridas y a la mejora de cuadros de acné. No la he utilizado personalmente. Gracias por participar.

  2. febrero, 2011 a las 6:58 am

    Saludos. Te confieso que yo he confiado más en la medicina natural que en los fármacos.
    Buen artículo está muy comprensible, voy a recomendar a mis amigos que pueda usar esta combinación de preparaciones para uso interno y externo.
    Gracias. Leandro

    • herbielatino
      febrero, 2011 a las 7:45 pm

      Gracias Leandro, pero recuerda que hay muchas situaciones de salud que deben ser tratadas con fármacos sintéticos, especialmente aquellos casos agudos o graves que requieren acción rápida.

  3. maria esmeralda carbonell
    marzo, 2013 a las 9:11 pm

    mi hija tiene 16 años y tiene unbrote de barritos pequeños en la frente yo no se si es acne le pido elfavor de indicarme que planta le puedo dar o aplicar para QUITARLE ESTO LE AGRADECERIA ES PARA MI MUY VALIOSA SU COLABORACION SUS CONCEJOS SON MUY ACERTADOS DIOS TE BENDIGA

    • herbielatino
      marzo, 2013 a las 11:14 pm

      Antes que nada cuidado María, por su edad es normal que tenga barritos, el acné conlleva una infección, es diferente. A consultar al dermatólogo. Plantas emolientes siempre son útiles, alóe, llantén, malva, malvavisco y muchas otras. El vinagre de manzana es importante para la piel al igual que el aceite de oliva. Una dieta con buena cantidad de vitamina A, también. Puedes leer la página https://herbielatino.wordpress.com/fitoterapia/piel/piel-externo/ Gracias por participar.

  4. octubre, 2011 a las 4:57 pm

    Hola

    Ante todo no quiero infundir miedo, ni nada de eso, pero esta es mi historia, y quizas sirva para que otros se decidan o no, a tomar el medicamento, que ya algunos conoceréis..

    Estuve tomando Dercutane(Isotretinoina) durante casi 9 meses, tome un total de 10Gramos, que para mi peso, 65Kilos, es la dosis maxima recomendable que se puede dar.

    Yo tenia un acne leve de tipo nodular, es decir me salian pocos granos pero internos y tardaban mucho en irse, por esto el dermatologo decidio darme estas milagrosas pastillas.

    Durante el tratamiento tuve los tipicos efectos secundarios, como todas las personas que lo toman, nada alarmante. Pero es ahora, despues de casi un año de finalizar el tratamiento, cuando mas estoy sufriendo: tengo los ojos permamentemente secos, dolores de espalda y articulaciones continuos, dolores de cabeza, sequedad generalizada en todo el cuerpo, sangrado nasal, estreñimiento, ansiedad producida por todo esto, dificultades para dormir..

    Mi calidad de vida se ha visto disminuida un 70%, ya que no puedo hacer casi nada de lo que hacia antes, nisiquiera puedo agacharme sin sufrir dolores en mi espalda y rodillas.

    Mi vida se ha convertido en un ir y venir de especialistas; traumatologos, oftalmologos, reumatologos, neurologos…y ninguno de ellos me da solucion a mis problemas.

    He creado una web para que todos los que pasen o hayan pasado por lo mismo que yo, lo difundan y que se sepa de lo que es capaz de hacer este medicamento, que nisiquiera los laboratorios que lo producen conocen exactamente su mecanismo de accion, es un veneno, y desde luego, al menos yo, pienso dedicar mi tiempo y ganas a difundir mi mensaje.

    Esta es la web que he creado:

    http://secuelasdercutane.blogspot.com/

    Gracias
    David

  5. herbielatino
    octubre, 2011 a las 6:22 pm

    Bienvenido David y lamento que estés pasando por ese calvario. He tomado nota para ver si algo se puede hacer con el uso de la fitioterapia. De todos modos es buena cosa que compartas tu experiencia negativa. Mis saludos.

  1. abril, 2010 a las 8:03 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: