El colesterol malo, nuestro amigo.

Lo comenté antes, hace ya unos 15 años, comencé a tener dificultades para caminar correctamente. Mi pierna derecha no respondía luego de caminar varias cuadras y en especial cuesta arriba. Esto fue empeorando hasta impedirme caminar dos a tres cuadras sin detenerme. Luego de unos minutos de descanso todo volvía a la normalidad.

En consulta médica se me diagnosticó un problema vascular periférico, debido a una placa de colesterol en la arteria que irriga la pierna (arteria ilíaca externa). Asimismo apareció otra placa en la carótida izquierda, con mayor riesgo posible (accidente cerebrovascular).

A partir de allí todo el periplo médico anticolesterol, medicación, dieta, ejercicio y una lectura agotadora sobre las posibilidades de cada opción. Beneficios y riesgo de las estatinas, evitar los alimentos con grasas, apuntar a la dieta mediterránea etc. y el gran villano, el LDL, el colesterol de baja densidad o colesterol MALO.

Ahondando en el proceso, el LDL oxidado por los radicales libres, se deposita en las paredes arteriales inflamadas, por tanto inundadas de glóbulos blancos y forma, junto al calcio, y otras sales, los temidos ateromas.

Con el LDL entre ceja y ceja (luego el VLDL y los triglicéridos como cómplices) y siguiendo las indicaciones médicas al pie de la letra, inicié una revisión de las evidencias c¡entíficas y una indagatoria a personas idóneas de mi entorno.

Primer problema, la existencia de niveles de colesteroles en sangre depende, solo parcialmente, de la dieta, ya que la mayor cantidad proviene del propio organismo mediante complejos mecanismos, en los que las células hepáticas y las intestinales son protagonistas. Y el origen de ese colesterol es múltiple ya que puede provenir hasta del ciclo energético en el que las grasas tienen escasa o nula participación.

Para mi tranquilidad, si es que puedo tenerla, han aparecido recientemente varios comentarios técnicos importantes.

En medios técnicos internacionales se afirma que del total del colesterol en el organismo, solamente una cuarta parte depende de la alimentación. Por ello una comisión asesora del Ministerio de Salud de los EEUU recomienda no preocuparse de la dieta alta en colesterol y si de la cantidad de azúcar refinada que se consume.

De igual forma para muchas personas es importante tener en mente los fundamentos de una dieta sana y su influencia en los niveles de colesterol total. A ello se agrega la posibilidad de utilizar hierbas que lo controlan hasta cierto grado.

Segundo problema, hay variaciones individuales en el metabolismo del colesterol en general y de sus componentes en particular. He comprobado que pertenezco al grupo de los que no lo metabolizamos correctamente, sea por producción excesiva o por eliminación insuficiente. Por tanto menos importa la dieta y si la carga genética actual.

Corresponde, por consejo médico, mantener los niveles en sangre, dentro de ciertos límites y aquí cada organismo dirá si acepta la participación de la medicina natural o requiere de medicamentos sintéticos.

Tercer problema, la participación del LDL en la formación de las placas depende de otros factores, como el proceso inflamatorio “dañino”, que predispone a las paredes de los vasos y sin el que incluso el LDL oxidado, no sería un problema. A esto se agrega que la existencia de tal tipo de proceso inflamatorio es consecuencia de, entre otros factores, un nivel de estrés “malo”, llamado distrés por algunos.

Aquí es cuando comienzo a llamar “amigo” al colesterol malo. Me ha ido permitiendo entender esta serie de eventos que se produjeron en mi organismo, a lo largo de muchos años y que han culminado con la presencia de las molestas y peligrosas placas. Es más una víctima que un villano.

Y la gran conclusión. Lo realmente imprescindible es controlar los niveles de inflamación dañina y los niveles de estrés malo, los reales causantes de muchos problemas de salud crónicos.

Un cuarto problema, no se ha comprobado que el nivel de grasas saturadas consumidas esté relacionado con los niveles de colesterol en sangre. En cambio el nivel de grasas en la dieta, si es perjudicial y también lo es el nivel elevado de colesterol LDL en sangre. Es que son un problema por cuadros diferentes a los que tradicionalmente se mencionan y por ello si importa mantenerlos controlados. Ahora se les ha relacionado con un aumento en la probabilidad de padecer depresión y otros trastornos psiquiátricos.

Por ello es que cobra renovada importancia aquello de que el colesterol se puede y se debe controlar con la dieta y en especial importa recordar que la dieta mediterránea, beneficiosa si las hay, es de comprobada ayuda. A esto se agrega que se están desarrollando nuevas procedimientos biotecnológicos para que las plantas aumenten la producción de fitoesteroles y otros compuestos bioactivos beneficiosos para la salud.

A mantenernos atentos y con mente abierta.

Achaques, dolencias, los años no vienen solos,…….

diciembre, 2014 6 comentarios

Algunos de mis principales problemas de salud, de los que he venido aprovechando para escribir muchas de las páginas publicadas. Su situación actual.

Estrés

El gran problema y aparentemente el causante de muchos de los males que me acompañan. Con los años (resulta gracioso) lo he ido domando y si bien cada tanto aparece, baja a niveles aceptables en pocas horas o aún en minutos. El tratar de evitar los factores estresantes no siempre es posible, por lo que he tratado de manejarlo con disposición mental, con una dieta adecuada y con infusiones o decocciones de plantas medicinales. La dieta es esencialmente la mediterránea, evitando el consumo de sal y de azúcar refinado. Las plantas, tilo (Tilia plathyphillos), pasionaria (Passiflora incarnata), valeriana (Valeriana officinalis), melisa (Melissa officinalis), que utilizo en forma alternada.

Si bien la medida del nivel de estrés no es sencilla, al menos en forma doméstica, tengo algunas formas de advertirlo. La aparición de indicios de reflujo gastroesofágico, debido a mayor presión intraabdominar y al deslizamiento de parte del estómago, hacia el tórax, es decir de una manifestación de la hernia del hiato.

Inflamación crónica

El principio una reacción inflamatoria no adecuada, como la que se produce como respuesta del sistema inmunitario en las enfermedades autoinmunes y en otras enfermedades crónicas, representa un peligro para nuestra salud. Las hay de diverso tipo y conllevan una respuesta exagerada y prolongada, muchas veces asintomática.

Se manifiesta con la presencia aumentada de glóbulos blancos y de sustancias mediadoras, insulina, prostaglandinas, leucotrienos, etc. Por ello es de asumir que la utilización de medicamentos anti-inflamatorios debe ser eficaz. De hecho, las infusiones y decocciones de algunas plantas presentan propiedades comparables con las de sustancias sintéticas específicas, como el ibuprofeno.

Si bien el solicitar análisis de niveles inflamatorios, en instituciones de salud, causa reacciones diversas, aunque no las deseables, el tratar de controlar estos efectos de forma totalmente empírica y a ciegas, no parece disparatado.

Por ello he incluído en el mate matinal unas hojas de carqueja (Baccharis trimera) y un par de veces a la semana una cucharadita de cúrcuma en polvo (Curcuma longa). Como ambas plantas tienen otros efectos interesantes, me estoy beneficiando por lo menos de ellos. Tal el caso de la hiperplasia benigna de próstata, que menciono más adelante.

Hipercolesterolemia, ateromatosis

El colesterol elevado en sangre sigue siendo uno de los desafíos, ya que es obvio que mi organismo lo produce en exceso o lo elimina en forma insuficiente. En especial los niveles de LDL. Que ahora son apenas elevados.

La dieta ayuda, el ejercicio también y por el momento no estoy consumiendo infusiones o tisanas específicas. Por ello aún continúo utilizando estatinas. Estas cada vez más espaciadas y en cantidades pequeñas.

Por otra parte los ateromas, que conllevo desde hace algunos años, han venido disminuyendo en forma muy lenta. La placa de la carótida izquierda ha permitido aumentar un 10% el flujo sanguíneo, que había disminuído un 30% y la de la ilíaca externa derecha, ha disminuído un 20% y el flujo sanguíneo es bastante mejor, supuestamente con el aporte adicional de la vascularización colateral (neoangiogénesis).

En particular la evolución de esta última, conocida como Enfermedad vascular periférica, la estoy publicando en http://oclusionarterial.blogspot.com en especial en referencia al uso de plantas con probable efecto positivo.

Hernia del hiato – Reflujo gastroesofágico

Padecimientos casi totalmente controlados, comenzando por una de sus consecuencias, el esófago de Barrett. Una reciente endoscopía confirmó la inexistencia de lesiones, solamente pequeñas cicatrices.

En cuanto al reflujo, ya he mencionado que en casos extremos (nerviosismo, comidas no recomendadas), de los que no estoy liberado, se insinúa un cuadro ligero de reflujo ácido y en algunos casos evidencias de hernia del hiato (intercambio gaseoso).

Para ello y teniendo en cuenta que estoy probando infusiones y decocciones para otras afecciones, me refugio en el omeprazol, que tiene una concentración medicamentosa menor que el lansoprazol. Hablo de las presentaciones comerciales.

Ya he comentado que he hecho pruebas positivas con la congorosa (Maytenus ilicifolia).

Hiperplasia benigna de próstata

Este problema crónico, que me acompaña desde hace más de 30 años, viene evolucionando de buena forma. Continúo con los controles indicados y con el tratamiento exclusivo en base a hierbas anti-inflamatorias.

El crecimiento de la glándula es muy lento y ocasiona muy pocas molestias hasta ahora.

En las últimas semanas he discontinuado el uso de las infusiones de malva (Malva sylvestris) para permitir el control de la hiperplasia solamente a infusiones diarias de carqueja (Baccharis trimera), con la ayuda de infusiones de cúrcuma en polvo (Curcuma longa), dos a tres veces a la semana. En primera instancia la actividad de ambas plantas es buena.

En ambos casos agrego las plantas

Tumores de piel

Por ahora debo admitir que el tipo de tumor conocido con epitelioma de células basales ha sido muy difícil de combatir. Apenas he logrado evitar que no aumente de tamaño, luego de muchos meses de pruebas, con diferentes extractos de plantas. Al parecer en el 2015 deberé recurrir a la cirugía.

Ya en setiembre de 2016 me realizaron un par de biopsias y estoy a la espera de los resultados, con lo que reconozco que me han ganado y estoy en manos de una buena dermatóloga. A modo de adelanto una fotito de de como me quedó la oreja luego de las biopsias, una lesión con puntadas y la otra a la espera de un probable injerto. Luego de la foto quedan cubiertas con un apósito especial.

13-9-para-blog

Otros

En el pasado los empujes de psoriasis y para el futuro incipientes indicios de esclerosis múltiple, por el momento para no preocuparse en demasía.

Navidad y Año Nuevo

diciembre, 2013 1 comentario

Mis deseos de muy buena salud para todos.

Gracias por el apoyo brindado.

Herbielatino

Importancia Estadística del Esófago de Barrett

En consideración de las muy variadas opiniones que han estado apareciendo en el blog, me ha parecido prudente realizar una rápida revisión de los últimos artículos científicos sobre esta afección.

En trabajos de los Estados Unidos de América, se estima que unos 20 millones de personas presentan actualmente reflujo gastroesofágico crónico, de ellos un 10 por ciento desarrollan lesiones que se clasifican como Esófago de Barrett, sin aclarar sus características específicas.

En otros comunicados se estima que un 5 por mil de los portadores de Barrett desarrollan lesiones cancerosas y que ésta cifra tiene tendencia a aumentar. Lo complicado de la situación es que, si se trata de un tipo de cáncer calificado como adenocarcinoma esofágico invasivo, el riesgo de vida es muy elevado. Aunque se establece que un diagnóstico temprano reduce drásticamente la tasa de mortalidad.

No se especifica claramente el tiempo en que las lesiones han estado presentes, ni si ha habido algún tratamiento en el intervalo. Lo que si está aceptado es que, desde la aparición de los primeros síntomas hasta la existencia de lesiones de Barrett importantes, generalmente transcurre un tiempo prolongado, incluso varios años.

Hasta ahora se viene presentando más que nada en hombres de más de 40 años y de raza blanca, aunque existen indicios de variaciones a esta particularidad. Con incremento en mujeres y en personas de ascendencia afro.

Los trabajos no dan suficientes detalles de la forma en que se han realizado las mediciones y los diagnósticos. De lo avanzado de cada tipo de lesión y de otras variables importantes. Además no se puede extrapolar estas cifras a otras poblaciones en países diferentes, sea cual sea su similitud con la población de los EEUU, ya de por si muy cosmopolita.

Por otra parte la comunidad científica continúa de acuerdo en que, como primer medida, hay que evitar el riesgo de la modificación de la mucosa del esófago, evitando el reflujo, disminuyendo su acidez y otras medidas. Esto se viene logrando de varias formas (cambios en los hábitos, medicamentos, intervenciones quirúrgicas, etc.). La otra medida es, que una vez diagnosticada lesión (Barrett), se realizan controles y evaluaciones que indican las medidas a tomar.

No hay acuerdo en los porcentajes de evolución. Los trabajos más optimistas indican que un número elevado de las personas con diagnóstico temprano de lesiones de Barrett, curan totalmente, es decir la mucosa esofágica recupera su estructura celular normal. Otros técnicos aseveran que la recuperación total se produce en no más de un 20 por ciento de los diagnosticados.

El tomar partido por unos u otros no corresponde, habría que tener una acreditación técnica del mismo nivel, para opinar con seriedad. Además las estadísticas son muy parciales y no siempre comparables. No hace mucho tiempo que los protocolos se han estandarizado internacionalmente para poder hacerlo.

De toda esta puesta a punto de mis lecturas he afirmado mis conclusiones de que, cuanto antes se realice la consulta médica, la forma que se sigan sus indicaciones y que se controlen una serie de manifestaciones orgánicas secundarias, como el estrés crónico, mayores son las posibilidades de controlar el problema.

Asimismo cada vez aparecen más técnicas de diagnóstico temprano y de intervenciones poco invasivas, con lo que se aleja la posibilidad de que las células modificadas de la mucosa del esófago se transformen en cancerosas.

Enfermedad arterial oclusiva y algo personal

Esta afección debida a una oclusión parcial o total del flujo sanguíneo hacia los músculos esqueléticos, generalmente de los miembros inferiores. Puede ir desde un dolor moderado al caminar, la claudicación intermitente, el dolor muscular en descanso y en los casos graves la gangrena.

 Las dos primeras pueden tener resolución o tratamiento no invasivo, en cambio las dos últimas requieren cirugía.

 Generalmente la claudicación, definida como un dolor muscular por isquemia, es causada por la formación de ateromas (placas formadas a partir de colesterol) en las paredes de las arterias y los síntomas se manifiestan durante la actividad física, lográndose alivio después de algunos minutos de descanso.

 Como factores de riesgo se mencionan, el fumar, la diabetes, la dislipidemia, la inflamación crónica y la hipertensión.

 Pocas plantas han demostrado algún beneficio mas o menos inmediato.

Ajo (Allium sativum) algunos preparados de los bulbos han demostrado, luego de un prolongado consumo de cantidades elevadas, la detención del crecimiento de las placas y aún una ligera disminución.

Arándanos (Vaccinium myrtilus) una dieta conteniendo arándanos en polvo demostró el control en la formación de ateromas, en ratones deficientes en la apolipoproteína E, que regula la formación de estas placas en las arterias.

Crategus (Crataegus oxyacantha) los extractos de semillas en combinación con extractos de cayena, habrían logrado disminuir lentamente los depósitos de colesterol en las paredes arteriales, según un trabajo publicado. La cayena ayuda a regular los niveles de colesterol y de lípidos en sangre.

La emblica (Emblica officinalis, Phyllanthus emblica), su jugo fresco administrado diariamente durante más de 60 días, logró disminuciones sustanciales de los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre, además habría logrado una reducción del tamaño de las placas ateromatosas.
Ginkgo (Ginkgo biloba). Se recomiendan los extractos estandarizados con bajo contenido en ginkgólidos. Contienen glicósidos, flavonoides, quercetina, kaempferol y otros. Mejora la circulación sanguínea, especialmente la microcirculación. Mejora las propiedades circulatorias de la sangre y antagoniza con el factor de activación plaquetaria.

Pomelo, Toronja  (Citrus paradisa) Se le atribuyen propiedades de disminución de colesterol en sangre y de disolución de las placas existentes en las paredes arteriales.

Rosa canina (Rosa roxburghii) en experiencias con conejos, su jugo redujo el espesor el área todal de las placas y el colesterol del suero sanguíneo, en comparación con los controles.

El aceite de oliva (OLea europaea) ha sido descrito como beneficioso para los cuadros de ateromas arteriales. Está descrita su propiedad de reducir los niveles de colesterol en sangre, al ser administrado durante varios meses en forma oral.
Personalmente tengo una placa ateromatosa en la arteria ilíaca externa derecha, la principal arteria de irrigación de la musculatura de la pierna. Por esta lesión si camino unas 3 cuadras colina arriba, debo detenerme a descansar unos minutos. La pierna queda como dormida y sin fuerzas.

Al cabo de 5 minutos recupero casi totalmente la fuerza y puedo continuar normalmente. Si la caminata es en plano o con inclinación a favor, colina abajo, puedo caminar, casi sin sentirlo, de 15 a 20 cuadras. Correr o subir escaleras, es todo un tema, muy difícil de hacerlo normalmente.

Desde la aparición de este problema hacen ya más de 5 años, la mejoría ha sido muy lenta. Esta mejoría puede deberse a dos causas principales. La formación de una irrigación “colateral”, pequeñas arterias que van desde antes y hasta después de la lesión (tipo byepass natural) o la muy lenta disminución del tamaño de la placa, debido a los cambios logrados por la medicación, la nueva dieta y el ejercicio.

La otra opción real es la cirugía, con sustitución del trozo de arteria. Ante las dificultades que ello podría acarrear, por la zona a intervenir y considerando que puedo continuar mis actividades normales con pocos inconvenientes, prefiero seguir este lento proceso.

Hasta ahora he experimentado con unas pocas plantas, en primer término con el pomelo o toronja (Citrus paradisa). Durante varios meses he consumido jugos, licuados y el fruto entero (obviamente sin cáscara).

Resultado no visible. Luego he consumido una dosis (2 cucharadas soperas) de aceite de oliva de forma casi contínua durante un año, sin resultado aparente, excepto una expresión diferente en mi cara (por el sabor).

Y durante los últimos 6 meses he estado consumiendo otro alimento funcional problemático (también por su sabor), el vinagre de manzana. En este caso puedo afirmar que he notado una mejoría, no demasiado importante, pero mejoría a fin. De hecho estoy negociando con mi cobertura médica para realizarme un nuevo Eco-Doppler y poder así evaluar realmente lo que estoy experimentando.

Otros comentarios en

 http://plsmeddrherbie.blogspot.com/

http://doctorgreen2008principal.blogspot.com/

Pérdida de memoria

Existen muchas razones que explican la disminución o pérdida de la memoria. Desde el deterioro producido con el pasar de los años hasta afecciones de salud que la pueden
ocasionar, en forma aguda o crónica. En esta página solamente mencionaré la posibilidad de mejorar la memoria, deteriorada por la vejez o el estrés, mediante el uso de plantas medicinales.

Arándanos (Vaccinium myrtillus, junto a uvas (Vitis labrusca) y nueces (Juglans regia) han demostrado un importante efecto “antisenil”, que se atribuye a su potente poder antioxidante, adjudicado en parte a sus antocianinas y polifenoles antioxidantes e inhibidores de enzimas asociadas con el envejecimiento. Una mejora en la memoria de trabajo espacial ha sido plenamente demostrada. Los frutos desecados y liofilizados han obtenido resultados similares. Una nueva sustancia, la fisetina, es responsable por algunos
de estos efectos. El jugo de ciruelas (Prunus domestica) ha presentado efectos similares, atribuídos a su alto contenido en fenoles.

Centella (Centella asiática) El extracto acuoso interviene revirtiendo algunos de los procesos degenerativos potenciando el crecimiento de células nerviosas y modulando los componentes de la respuesta al estrés oxidativo, que se han implicado en los cambios degenerativos de algunos problemas de salud que disminuyen la memoria. Esto se ha logrado con el jugo fresco de las hojas o con sus extractos acuosos. En desórdenes neuro psiquiátricos ha resultado importante, al disminuir el efecto de enzimas dañinas.

Ginkgo (Ginkgo biloba) aumenta la circulación general y particularmente la cerebral. Aumenta la presencia de sustancias neurotrasmisoras en los sitios importantes para el
funcionamiento de la memoria espacial y la motivación. Los extractos de hojas se han venido utilizando en este sentido. Tal como lo he dicho antes, los extractos caseros de ginkgo pueden tener efectos secundarios importantes, por lo que su uso sin la vigilancia médica correspondiente puede ser riesgosa. Por ello recomiendo el uso de extractos estandarizados.

Ginseng Tanto el ginseng coreano (Panax ginseng) como el ginseng americano o siberiano (Eleutheroccus senticosus) tienen en sus raíces sustancias que disminuyen el daño por estrés oxidativo en las células cerebrales y mejoran la plasticidad de los tejidos cerebrales. Son ginsenósidos que se extraen mediante decocción. Otras propiedades importantes, aumentan la energía general, disminuyen la fatiga, mejoran la inmunidad y son antiinflamatorios.

El té verde (Camellia sinensis). Su consumo continuado tiene un efecto benéfico sobre la estructura del tejido cerebral, que se va deteriorando con el paso de los años y modifica las funciones cerebrales, memoria, movimiento.

La naringenina, presente en cítricos y en el orégano, también ha demostrado revertir daños del tejido cerebral.

Hay evidencias muy recientes de la importancia de una fibra soluble, el mucílago, en el mantenimiento de la memoria. Aparentemente ayuda a mantener la estructura del tejido
cerebral que se va deteriorando con el pasar de los años. El malvavisco (Althaea officinalis) y la malva (Malva vulgaris) lo contienen en cantidades apreciables. Una infusión de sus partes aéreas es la que obtiene mejores resultados.

El tomillo (Thymus vulgaris) y el aceite de oliva (Olea europaea) también poseen interesantes propiedades antioxidantes y regeneradoras que favorecen la recuperación del funcionamiento del sistema nervioso central.

El consumo de minerales como el azufre y el fósforo son importantes para el mantenimiento de una buena memoria, las hortalizas más importantes son, brócoli, coliflor, naranjas y zanahorias. Las vitaminas en general son muy importantes para el funcionamiento del cerebro y existen diversas fuentes alimenticias para obtenerlas. Además hay sustancias específicas que se deben obtener de la dieta, como la fosfatidilserina y otras, también de fuentes animales y vegetales.

Otra aproximación es la de los tranquilizantes. Un cerebro descansado, con un nivel mínimo de estrés, es capaz de funcionar mejor y a largo plazo su deterioro por el estrés oxidativo es menor. En la página sobre estrés crónico se brindan mayores detalles.

Un dispositivo para el reflujo gastroesofágico

febrero, 2013 1 comentario

En consideración de la importancia del tema, especialmente en una buena proporción de los lectores del blog y a pesar de estar fuera de los objetivos de este blog, les comento la noticia de la comprobación de la eficacia de un dispositivo electromagnético, para controlar la existencia de reflujos gastroesofágicos, en personas con el esfínter debilitado.

Debo aclarar además que hace algunos meses, un lector del blog me había enviado una nota informando de este u otro dispositivo similar. Esa noticia la retuve hasta obtener un respaldo científico, cosa que ocurre ahora. El comentario que menciono me ha sido borrado del sitio, por lo que me disculpo de quien lo hizo y que no puedo identificar.

Un equipo de investigadores estadounidenses logró controlar el reflujo de nueve de cada 10 personas que lo padecen, a través de un anillo metálico que se implanta entre el esófago y el estómago. Este anillo actúa reduciendo la apertura de la entrada al estómago y evita que los ácidos que contiene regresen hacia la boca.

El dispositivo fue probado en 750 pacientes y logró eliminar los síntomas en más del 90% de los casos.

Es alrededor del esfínter donde, mediante una cirugía mínimamente invasiva, se coloca el dispositivo.

El dispositivo está compuesto por trece piezas magnéticas diminutas, unidas por una especies de elástico.

Hasta ahora, las alternativas de tratamiento para el reflujo esofágico eran la cirugía o el uso de medicamentos que suprimen la acidez. Sin embargo, muchas veces no logra controlarse por completo.

Los resultados obtenidos por la utilización del dispositivo (comercializado bajo el nombre de LINK) fueron publicados por la revista New England Journal of Medicine. A tres años de implantado, el 92% de los pacientes ya no presentaba síntomas de reflujo; el 87% no necesitaba tomar medicamentos, y el 94% dijo estar satisfecho con el tratamiento.

Un efecto colateral que es común tras el implante del dispositivo es la dificultad para tragar (se vio en 68% de los casos), pero se comprobó que disminuye con el tiempo. No obstante, en cuatro pacientes el brazalete tuvo que ser retirado.