Reuma

A las plantas ya descritas para tratar o apoyar los tratamientos de los cuadros de artritis, que son útiles para reumatismo, agrego una serie de plantas, de las que se elaboran extractos muy eficaces para tratamientos locales. Estos tratamientos son muy importantes, especialmente por la ausencia de posibles complicaciones generales, a veces atribuídas sin razón a las plantas medicinales, aunque tienen como limitante que su acción dura unas pocas horas.

Abeto (Abies alba). Los extractos alcohólicos de las agujas de este árbol también aumentan la circulación sanguínea de la zona tratada, con lo que, al igual que otras plantas a mencionar, promueven la curación de esa zona por mayor aporte de células sanguíneas y compuestos químicos asociados con la defensa orgánica. Otro tipo de coníferas como los pinos tienen una eficacia similar.

Alcanfor (Cinnamomum camphora). Los extractos acuosos y mejor aún los alcohólicos de las ramas secas del alcanfor contienen 2 bornanona (o alcanfor) una sustancia con propiedades calmantes y rubefacientes locales, que lo ha hecho muy popular para usar en friegas en casos de traumatismos localizados y dolores musculares. El eucaliptus en menor medida tiene una acción similar.

Arnica (Arnica montana). Los extractos alcohólicos de las flores, especialmente y de toda esta planta, contienen una serie de compuestos, lactonas sesquiterpénicas, flavonoides, aceite volátil (timol y derivados), ácidos fenol carbónicos y cumarinas que le confieren potentes propiedades antiinflamatorias, analgésicas y reparadoras de diferentes tipos de traumatismos y afecciones dolorosas localizadas. Se usa externamente y no se recomienda un uso muy prolongado.

Congorosa, Espinheira santa (Maytenus ilicifolia). Los extractos acuosos de esta planta contienen alcaloides que inhiben la producción de un grupo de enzimas conocidas como proteína quinasas C, que son resposables de la aparición de varios importantes problemas de salud (artritis, asma, cáncer y enfermedad cardiovascular), cuando se encuentran en cantidades elevadas.

Ortiga (Urtica dioica). Los extractos de la planta entera o de las hojas de la ortiga, tanto alcohólicos como acuosos tienen potentes propiedades antiinflamatorias, tanto en uso local como interno. El contenido en clorofila, taninos y ácidos orgánicos explican, por lo menos parcialmente estas acciones.

Pino (Pinus pinaster). De el se extrae la esencia de trementina, muy utilizada en forma local por sus propiedades rubefacientes, aunque debe ser aplicada con cuidado porque puede provocar lesiones en la piel y cuadros tóxicos generales.

Romero (Rosmarinus officinalis). Con las hojas de este conocido condimento (de hecho es lo que se compra en las tiendas), se elabora un extracto alcohólico que promueve el aumento de la circulación local. Entre las varias aplicaciones de este extracto está la de aliviar los dolores reumáticos.

Sauce blanco (Salix alba). El contenido en ácido salicílico de la corteza de ramas de 2 a 3 años, que se puede extraer con una decocción de unos 20 a 30 minutos, hace de este preparado un poderoso antinflamatorio y analgésico local, que también se puede utilizar en forma general, aunque con algunas precauciones.

Crema para dolores de artritis y reuma

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: