Indigestión

Indigestión y plantas medicinales

La indigestión es una entidad patológica no bien definida y que refiere a problemas digestivos caracterizados por una digestión muy lenta o detenida, con la presencia de molestias o dolores en la zona abdominal. En sitios especializados se incluye la dispepsia, funcionamiento anormal del tubo digestivo, así como el timpanismo, acumulación de gases.

Las causas más comunes para su aparición son el comer en exceso, en forma demasiado rápida, alimentos con alto contenido en grasa o en sustancias no digeribles, el consumo de alcohol, el tabaquismo, enfermedades del aparato digestivo (gastritis, pancreatitis, úlceras gastroduodenales, problemas biliares), el uso de algunos fármacos (antibióticos, ácido acetilsalicílico y algunos antiinflamatorios) y el consabido estrés emocional.

Alcaucil (Cynara scolymus). Tanto el jugo de la planta fresca como el extracto obtenido por decocción de las hojas contiene cinarina y principios amargos con potentes propiedades coleréticas, es decir estimulantes de la producción de ácidos biliares, fundamentales para la digestión de grasas. Como con todas las plantas coleréticas hay que descartar problemas en las vías biliares.

Angélica (Angelica archangelica). Además de ser un buen carminativo, la infusión de raíces de esta planta, tiene propiedades antiespasmódicas potentes, indicadas para casos de calambres o espasmos estomacales. Otras propiedades, colagoga y estimulante de las secreciones gástricas. Contiene un aceite esencial, cumarinas y derivados. Es de destacar que el extracto acuoso contiene sustancias fotosensibilizantes.

Boldo (Peumus boldus). La infusión de la hojas de esta planta en una de las más indicadas para todo tipo de indigestiones. Alcaloides como la boldina y bioflavonoides son responsables de su actividad analgésica, antiespasmódica, carminativa, colagoga, laxante suave y sedante. Integra junto al alcaucil (alcachofa) un muy utilizado producto medicinal natural.

Cedrón (Aloysia citriodora o Lippia citriodora o Lippia tripilla). Otra planta con interesante actividad digestiva, espasmolítica, carminativa, ligeramente sedante debido a su contenido en terpenos, cumarinas y flavonoides. Se administra como infusión de sus partes aéreas.

Hinojo (Foeniculum vulgare). Los extractos de los frutos de hinojo, incluyendo las semillas contienen aceites esenciales con efectos moderados en casos de digestiones lentas y flatulencia. Generalmente se utiliza la infusión de los frutos y de sus semillas desmenuzadas. No se recomienda para tratamientos prolongados.

Manzanilla (Matricaria chamomilla, recutita). Tanto la infusión como la tintura alcohólica de las flores, tienen propiedades carminativas, es decir que estimulan y normalizan la digestión. Su eficacia se debe a varias sustancias con propiedades antiespasmódicas, antiinflamatorias, calmantes y reguladoras del tracto gastrointestinal. La tintura alcohólica es mucho más potente pero debe administrarse con precaución.

Menta (Mentha piperita). El aceite esencial contiene varias sustancias carminativas, la tintura de las hojas de menta también es más fuerte que la infusión. El aceite esencial, bajo recomendación médica es muy eficaz. Antispasmódico, carminativo, colagogo y calmante local.

Otras plantas, como las llamadas raíces amargas (Centaurea minor, Genciana y otras), se utilizan con éxito como apertivas y carminativas, previniendo la aparición de indigestiones.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: