Constipación

La pereza intestinal es provocada casi siempre por la dieta, por la falta de ejercicio o por factores nerviosos, todos solucionables fácilmente en la mayoría de los casos. De todas maneras, las consecuencias negativas de su aparición, por nombras algunas, hemorroides y cáncer de colon, ameritan un esfuerzo para modificar los aspectos mencionados.

Las fibras vegetales, presentes en frutas, verduras y granos enteros son muy importantes para reactivar los movimientos intestinales.

Ciruelas (Prunus spp). Contienen abundantes cantidades de pectina, fructosa y azufre. La pectina como fibra soluble aumenta su volumen al absorber agua y la fructosa y el azufre son estimuladores de los movimientos intestinales. Los higos en menor medida tienen las mismas propiedades.

Las semillas de lino (Linum usitatissimum), de psilio o zaragatona (Plantago psillium, ovata) y de heno griego (Trigonella foenum graecum), actúan de manera similar, absorbiendo agua y aumentando varias veces su volumen, dentro del intestino. Con ello estimulan a la musculatura intestinal a incrementar los movimientos peristálticos y promover la evacuación.

En todos los casos, la ingestión de estas semillas debe estar acompañada de la ingestión de abundante cantidad de agua, para así lograr el efecto deseado.

Las semillas de psilio pueden causar reacciones alérgicas o asmáticas, manejar con cuidado por personas con tendencia a  presentar estos cuadros.

Otras fibras, como el caso de la celulosa, fibras insolubles que no se digieren y solamente aumentan el volumen de las heces, son imprescindibles para mantener un funcionamiento adecuado del intestino. Este tipo de fibra se encuentra en todos los vegetales y es especialmente abundante en las verduras.

Plantas como el Diente de león (Taraxacum officinale) tiene propiedades laxantes y  puede resultar beneficioso. Las pasas de uva (Vitis vinifera), por su contenido en fibra, también actúan como laxantes. Remojarlas en agua durante la noche e ingerirlas en la mañana.

Otra fruta con propiedades laxante el es higo (Ficus carica), también por su contenido en fibra. El jugo de espinacas (Spinacia oleracea) es asimismo muy eficaz.

El malvavisco (Althaea officinalis) en decocción de sus raíces ha demostrado eficacia en casos de estreñimiento leve.

Plantas con acción carminativa pueden se eficaces.

Existen además plantas con acción laxante más fuerte, tal el caso del ruibarbo, el alóe, la cáscara sagrada, la frángula o arraclán y otras con compuestos como las antraquinonas o similares. Su efecto es más bien del tipo purgativo y deben manejarse con extremo cuidado y bajo vigilancia médica.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: