Hematomas

Hematomas y plantas medicinales

Un hematoma es una extravasación de sangre causada por la rotura de las paredes de los vasos sanguíneos, producida generalmente por traumatismos y eventualmente por debilidad de las mismas. Se pueden presentar en cualquiera de los tejidos con irrigación sanguínea del cuerpo y su entidad depende de la gravedad del agente causal. Los más comunes son debajo de la piel, en los músculos y en los huesos.

Las plantas medicinales tienen un papel importante en la solución de muchos de los hematomas y en especial de los que ocurren debajo de la piel. En particular son importantes para la recuperación de los tejidos dañados, incluyendo las paredes de los vasos sanguíneos. Otro rol, no menos importante es el fortalecimiento de dichas paredes.

Ananá o Piña (Ananas comosus). El fruto contiene bromelaína, la que al igual que la papaína de la papaya (Carica papaya), son enzimas proteolíticas, es decir que digieren las proteínas. En el caso de los hematomas aceleran el proceso de destrucción de los tejidos dañados y su sustitución por tejido nuevo. Uno de los problemas es que se destruyen fácilmente en el tubo digestivo, por lo que su administración debería ser en cápsulas protegidas.

Arnica (Arnica montana). Sus extractos acuosos y alchólicos tienen propiedades analgésicas, antisépticas y antiinflamatorias, lo que los hace muy indicados para el tratamiento de los hematomas, en todas las etapas de su evolución. Por lo general se aplican en cremas. Una crema muy sencilla es con unas gotas de aceite esencial de árnica y 50 gr de cold cream (crema fría). Los extractos de esta planta no están indicados para uso interno, aunque he oído que hay comunidades que la usan.

Citrus (Citrus spp). Y otras plantas con alto contenido en vitamina C, por sus propiedades curativas y tonificantes de los vasos sanguíneos.

Consuelda (Symphytum officinale). Esta planta, que se ha venido utilizande desde la antiguedad, contiene alantoína, una sustancia química que promueve la curación de tejidos lesionados, tanto la piel como tejidos más profundos. Su uso en cataplasmas y cremas está indicado. El uso interno no es seguro.

Hamamelis (Hamamelis virginiana). Por sus reconocidas propiedades astringentes, tanto de los extractos acuosos como de los extractos alcohólicos, es útil en la regresión de los hematomas.

Hipérico (Hipericum perforatum). Los extractos acuosos de esta planta, utilizados en forma externa, son astringentes, antisépticos y cicatrizantes, pero fundamentalmente en el caso de los hematomas tiene propiedades llamadas de vitamina P, es decir que son tónicos venosos y protectores capilares. Si es importante aclarar que también tiene efectos fotosensibilizantes, por lo que de utilizarlo no se debe tomar sol mientras se continúe su aplicación.

Vid o Viña (Vitis vinifera). El extracto de semillas de uva y el extracto de la corteza de pino maritimo contienen bioflavonoides naturales que evitan agresiones del medio ambiente, y fortalecen y protegen las células evitando su oxidación (oxidación celular). Se conocen como proantocianidinas. En el caso de los vasos sanguíneos lesionados, promueven su curación rápida.

Vinagre de manzana (Malus domestica). La aplicación de compresas humedecidas en vinagre, directamente sobre el hematoma tiene efectos muy importantes.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: