Hierbas y condimentos en la salud

Doctor Herbie me ha recomendado la lectura de un artículo muy interesante, cuyo abstract ha publicado en sus blogs y que me tomo la libertad de traducir en forma no literal.

Med J Aust. 2006 Aug 21;185(4 Suppl):S4-24.

Tapsell LC, Hemphill I, Cobiac L, Patch CS, Sullivan DR, Fenech M, Roodenrys S, Keogh JB, Clifton PM, Williams PG, Fazio VA, Inge KE.

National Centre of Excellence in Functional Foods, University of  Wollongong, NSW.

“Tanto las hierbas como los condimentos tienen una larga tradición de uso, fuertemente ligada a la herencia cultural y en la importancia de la alimentación en la salud. El demostrar científicamente los beneficios de los alimentos en la salud es todavía un gran desafío, en particular al comparalos con las exigencias reglamentarias de los agentes farmacéuticos.

Los agentes farmacéuticos son compuestos de bajo peso molecular que se consumen en forma concentrada y purificada. Los alimentos se consumen combinados, en cantidades relativamente grandes y sin medir, bajo condiciones particulares para cada comunidad. El desafío mayor está, no en probar que las hierbas y los condimentos son beneficiosos para la salud, sino en definir cuáles son esos beneficios y en desarrollar los métodos para comprobarlos de modo científico.

 ASPECTOS CULTURALES: La importancia de las hierbas y los condimentos en la dieta requieren considerarse bajo el aspecto de sus beneficios para la salud. Esto incluye definiciones de categorías de alimentos y del modo en que los beneficios deberían tomarse en cuenta y por lo tanto ser investigados. La investigación puede enfocarse hacia la identificación de sustancias bioactivas de hierbas y condimentos o hacia las propiedades del alimento como un todo y en el contexto de una dieta culinaria.

EL ROL DE LAS HIERBAS Y LOS CONDIMENTOS EN LA SALUD: Las propiedades antioxidantes de hierbas y condimentos tienen un interés especial, en vista del impacto de la modificación oxidativa del colesterol LDL en el desarrollo de la ateroesclerosis. Existe una evidencia de nivel III-3 (niveles de evidencia del National Health and medical Research Council) que el consumo de medio a un diente de ajo diario (o su equivalente) puede tener un efecto del 9% en bajar el nivel de colesterol. Hay una evidencia de nivel III-1 que 7.2 g. de extracto de ajo añejado se asocia con un efecto antitrombótico (estudios en vivo), así como una leve reducción en la presión sanguínea ( aproximadamente 5.5% de descenso en la presión sistólica).

Una variedad de compuestos de hierbas y condimentos han sido estudiados por sus propiedades anticancerígenas en animales, pero el desafío está en ver si esto mismo se observa en humanos y dentro de pautas culinarias específicas.

La investigación de los efectos de hierbas y condimentos en las salud mental debría distinguir entre la declinación cognitiva debida a la edad y los efectos agudos sobre las funciones sicológicas y congnitivas. Hay evidencias de niveles I y II de el efecto de algunos suplementos herbales en las funciones sicológicas y cognitivas.

Existe una muy limitada evidencia sobre los efectos de hierbas y condimentos en Diabetes Mellitus tipo 2, siendo lo más destacable el efecto del ginseng en la glicemia, basado en 4 trabajos. Se requiere más investigación para examinar, por ejemplo, los comportamientos con el consumo continuado.

El uso de extractos alimenticios como agentes antiiflamatorios no esteroidales está tomando fuerza, por lo menos para cuadros crónicos. Hay evidencia de nivel II para el uso del jengibre en los dolores artríticos de rodilla, a pesar de ello, la mejora es poca e inferior a la lograda con ibuprofeno. Se requiere más investigación.

SALUD PUBLICA E IMPLICANCIAS DIETARIAS: Las recomendaciones de consumo alimenticio en la guía australiana de alimentación saludable, no incluye aún sugerencias sobre consumo de hierbas y condimentos. En el futuro se debería considerar la inclusión explícita de su lugar en una dieta saludable. Además de sus propiedades antioxidantes y más, las hierbas y condimentos pueden utilizarse en la dieta para reemplazar, parcial o totalmente, ingredientes poco deseables como sal, azúcar y el agregado de grasas saturadas en, por ejemplo, marinadas, salsas, sopas y comidas tipo mediterráneas. Los platos con vegetales y las opciones vegetarianas pueden ser más apetitosas al prepararlas con hierbas y condimentos.

PARA EL FUTURO: Considerando que varias enfermedades metabólicas y problemas degenerativos asociados con el envejecimiento, están estrechamente asociados a procesos oxidativos en el organismo, el uso de hierbas y condimentos para combatir la oxidación, merece atención adicional. Los próximos trabajos deberían enfocarse en validar la capacidad antioxidante de hierbas y condimentos después de la cosecha, así como sus efectos en marcadores de oxidación. Esto debe trabajarse en paralelo con pruebas clínicas que intenten establecer a los antioxidantes como mediadores en la prevención de enfermedades. Desde una perspectiva dietaria, la funcionalidad de hierbas y condimentos será expuesta considerando sus propiedades como alimentos. Como con la mayoría de los alimentos los beneficios reales de su inclusión en la dieta deberían emerger con un mayor entendimiento de los atributos de la salud que son mejor apoyados por los alimentos y en el desarrollo  metodológico de las bases de sus efectos.

Hasta el momento los trabajos están dirigidos solamente a apoyar el consumo de alimentos ricos en componentes bioactivos, tales como hierbas y condimentos. En el futuro esperamos que exista una mayor cantidad de evidencia científica apoyando los beneficios de las hierbas y de los condimentos en el mantenimiento global de la salud y en la protección de enfermedades.”

  1. herbielatino
    mayo, 2009 a las 6:11 pm

    Una aclaración. El artículo enfoca las posibilidades de hierbas y condimentos como medicamentos incluídos en la dieta, es decir como nutracéuticos y no como entidades independientes, que ya se vienen utilizando desde hace mucho como medicamentos, independientemente de la alimentación diaria.

  2. Ana Rosa
    junio, 2009 a las 7:35 am

    Estoy totalmente de acuerdo con el artículo. Plantas como el olivo ayudan y mucho a regular el nivel de colesterol. Yo tomo un producto a base de plantas, vitaminas y minerales que se llama Invit-terol. Es de una marca española,

    Un saludo

    • herbielatino
      junio, 2009 a las 11:59 am

      Bien, Ana Rosa, ejemplos como el que tu mencionas hay muchos en la mayoría de los países. Gracias por tu aporte.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: