Archivo

Archive for the ‘plantas medicinales’ Category

Enfermedad arterial oclusiva y algo personal

Esta afección debida a una oclusión parcial o total del flujo sanguíneo hacia los músculos esqueléticos, generalmente de los miembros inferiores. Puede ir desde un dolor moderado al caminar, la claudicación intermitente, el dolor muscular en descanso y en los casos graves la gangrena.

 Las dos primeras pueden tener resolución o tratamiento no invasivo, en cambio las dos últimas requieren cirugía.

 Generalmente la claudicación, definida como un dolor muscular por isquemia, es causada por la formación de ateromas (placas formadas a partir de colesterol) en las paredes de las arterias y los síntomas se manifiestan durante la actividad física, lográndose alivio después de algunos minutos de descanso.

 Como factores de riesgo se mencionan, el fumar, la diabetes, la dislipidemia, la inflamación crónica y la hipertensión.

 Pocas plantas han demostrado algún beneficio mas o menos inmediato.

Ajo (Allium sativum) algunos preparados de los bulbos han demostrado, luego de un prolongado consumo de cantidades elevadas, la detención del crecimiento de las placas y aún una ligera disminución.

Arándanos (Vaccinium myrtilus) una dieta conteniendo arándanos en polvo demostró el control en la formación de ateromas, en ratones deficientes en la apolipoproteína E, que regula la formación de estas placas en las arterias.

Crategus (Crataegus oxyacantha) los extractos de semillas en combinación con extractos de cayena, habrían logrado disminuir lentamente los depósitos de colesterol en las paredes arteriales, según un trabajo publicado. La cayena ayuda a regular los niveles de colesterol y de lípidos en sangre.

La emblica (Emblica officinalis, Phyllanthus emblica), su jugo fresco administrado diariamente durante más de 60 días, logró disminuciones sustanciales de los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre, además habría logrado una reducción del tamaño de las placas ateromatosas.
Ginkgo (Ginkgo biloba). Se recomiendan los extractos estandarizados con bajo contenido en ginkgólidos. Contienen glicósidos, flavonoides, quercetina, kaempferol y otros. Mejora la circulación sanguínea, especialmente la microcirculación. Mejora las propiedades circulatorias de la sangre y antagoniza con el factor de activación plaquetaria.

Pomelo, Toronja  (Citrus paradisa) Se le atribuyen propiedades de disminución de colesterol en sangre y de disolución de las placas existentes en las paredes arteriales.

Rosa canina (Rosa roxburghii) en experiencias con conejos, su jugo redujo el espesor el área todal de las placas y el colesterol del suero sanguíneo, en comparación con los controles.

El aceite de oliva (OLea europaea) ha sido descrito como beneficioso para los cuadros de ateromas arteriales. Está descrita su propiedad de reducir los niveles de colesterol en sangre, al ser administrado durante varios meses en forma oral.
Personalmente tengo una placa ateromatosa en la arteria ilíaca externa derecha, la principal arteria de irrigación de la musculatura de la pierna. Por esta lesión si camino unas 3 cuadras colina arriba, debo detenerme a descansar unos minutos. La pierna queda como dormida y sin fuerzas.

Al cabo de 5 minutos recupero casi totalmente la fuerza y puedo continuar normalmente. Si la caminata es en plano o con inclinación a favor, colina abajo, puedo caminar, casi sin sentirlo, de 15 a 20 cuadras. Correr o subir escaleras, es todo un tema, muy difícil de hacerlo normalmente.

Desde la aparición de este problema hacen ya más de 5 años, la mejoría ha sido muy lenta. Esta mejoría puede deberse a dos causas principales. La formación de una irrigación “colateral”, pequeñas arterias que van desde antes y hasta después de la lesión (tipo byepass natural) o la muy lenta disminución del tamaño de la placa, debido a los cambios logrados por la medicación, la nueva dieta y el ejercicio.

La otra opción real es la cirugía, con sustitución del trozo de arteria. Ante las dificultades que ello podría acarrear, por la zona a intervenir y considerando que puedo continuar mis actividades normales con pocos inconvenientes, prefiero seguir este lento proceso.

Hasta ahora he experimentado con unas pocas plantas, en primer término con el pomelo o toronja (Citrus paradisa). Durante varios meses he consumido jugos, licuados y el fruto entero (obviamente sin cáscara).

Resultado no visible. Luego he consumido una dosis (2 cucharadas soperas) de aceite de oliva de forma casi contínua durante un año, sin resultado aparente, excepto una expresión diferente en mi cara (por el sabor).

Y durante los últimos 6 meses he estado consumiendo otro alimento funcional problemático (también por su sabor), el vinagre de manzana. En este caso puedo afirmar que he notado una mejoría, no demasiado importante, pero mejoría a fin. De hecho estoy negociando con mi cobertura médica para realizarme un nuevo Eco-Doppler y poder así evaluar realmente lo que estoy experimentando.

Otros comentarios en

 http://plsmeddrherbie.blogspot.com/

http://doctorgreen2008principal.blogspot.com/

Dolor de cabeza y Migrañas

septiembre, 2012 Deja un comentario

Dolor de cabeza y Migrañas

Estos problemas no son enfermedades sino síntomas. Se tratan por separado por ser de aparición muy frecuente. Son muchas las causas que producen la aparición del dolor de cabeza y de las migrañas. Entre ellas, el estrés emocional, la hipertensión y los problemas digestivos y hepáticos, aparecen como los más frecuentes.

Estos van asociados a desórdenes neurológicos, con o sin presencia de espasmos, a trastornos de la coagulación, a problemas circulatorios del cerebro (en los que puede participar la serotonina) y a procesos inflamatorios excesivos.

Las plantas recomendadas para las migrañas son:

Jengibre (Zingiber officinale). Una decocción de la raíz de esta planta reduce la inflamación e inhibe la agregación plaquetaria, además puede ayudar a combatir las náuseas, que acompañan ese tipo de dolores. No se han observado efectos secundarios por su uso frecuente.

Laurel (Laurus nobilis). El laurel contiene compuestos conocidos como partenólidos que son extremadamente útiles en la prevención de la migraña. Estos compuestos inhiben la liberación de serotonina a partir de las plaquetas.

Manzanilla grande o Tanaceto (Tanacetum vulgare). Al igual que la matricaria, el tanaceto contiene partenólidos, que pueden ayudar a prevenir las migrañas. (las mujeres embarazadas no deben usar tanaceto.)

Matricaria (Tanacetum parthenium). La planta anti migrañas por excelencia, con un elevado contenido en partenólidos. Como en los casos anteriores se utiliza el extracto acuoso, obtenido mediante infusión en agua caliente, sin llegar a temperatura de ebullición.

Regaliz (Glycirrhiza glabra), la decocción de raíz puede ser beneficiosa debido a sus propiedades antiinflamatorias y vasoconstrictoras.

Varios especialistas sugieren combinar extractos de varias hierbas, por ejemplo el extracto de jengibre con cúrcuma (Curcuma longa)y con ananá o piña (Ananas comosus), con propiedades antiinflamatorias y con el descenso en la intensidad del dolor consecuente.

Otros sugieren complementos con alto contenido de ácidos Omega 3 y Omega 6, además de un consumo adicional de magnesio.

Entre las mejores plantas medicinales para el dolor de cabeza tenemos las siguientes:

Ajo (Allium sativum) y cebolla (Allium cepa) Por su capacidad para disminuir la agregación plaquetaria son útiles en el caso de migrañas.

Cayena. Si tuviera cualquiera de una migraña o una cefalea en racimos, que iba a tratar cayena para el alivio. Pero no debes inhalar, usted puede simplemente tomar las cápsulas.

Cúrcuma (Curcuma longa). Como ya he mencionado, es posible que desee para tratar de esta anti-inflamatoria, en particular en combinación con otra hierba, como el jengibre.

Jengibre (Zingiber officinalis) Por su capacidad de reducir la inflamación, como se dijo antes.

Ginkgo (Ginkgo biloba) Los extractos acuosos de las hojas de ginkgo tienen una activida vasodilatadora periférica, con lo que logran aumentar el flujo sanguíneo al cerebro y así disminuir el dolor de cabeza. Es conveniente que su uso prolongado sea monitoreado por un especilaista. Se recuerda que interfiere con la agregación plaquetaria.

Lavanda  (Lavandula spica) Es una planta aromática con buenas propiedades para aliviar los dolores de cabeza por su efecto calmante y analgésico. Es particularmente efectiva en dolores de tipo tensional.

Manzanilla (Matricaria chamomilla, recutita) Por su poder antiinflamatorio, atribuído entre otros al bisabolol y a los azulenos, la infusión de flores de manzanilla es efectiva ante dolores de cabeza. Asimismo es calmante y digestiva, lo que complementa su actividad para dolores de cabeza de diversos orígenes.

Melisa o Toronjil (Melissa officinalis) Se ha venido utilizando la infusión de partes aéreas con buenos resultados, debido a sus propiedades analgésicas y calmantes. Es apropiado utilizarla en conjunto con otras plantas, como cúrcuma, jengibre y manzanilla.

Onagra (Oenothera biennis) El aceite obtenido de las semillas de esta planta es una muy buena fuente de fenilalanina, compueto que ha demostrado excelente actividad contra el dolor. Otras plantas con buen contenido de fenilalanina, girasol, soja, maní, lentejas y porotos.

Pimiento rojo (Capsicum spp.) La capsaicina, presente en el fruto del pimiento, tiene la capacidad de interferir con sustancias que actúan en la trasmisión del dolor. Su actividad se produce tanto en forma interna como externa. El uso en extractos acuosos es adecuado.

Sauce (Salix spp) El sauce contiene (principalmente en su corteza) salicina, una sustancia con propiedades analgésicas, que bloquea la trasmisión del dolor. Una decocción de corteza molida parece ser una de las mejores alternativas. Existen varias especies de sauces, el sauce blanco es el más utilizado, pero otras especies son más potentes, como el sauce colorado (S. purpurea).

Tomillo (Thymus vulgaris) La decocción o tisana de las partes aéreas de tomillo o de la hierba desmenuzada tal como se utiliza como condimiento, es eficaz como medicina para los dolores de cabeza y las tensiones musculares que pueden contribuir a su aparición. Tiene propiedades antioxidantes y antiiflamatorias.

Verdolaga (Portulaca oleracea) y otros alimentos que contienen
magnesio. La falta de magnesio ha sido relacionada con la aparición de dolores de cabeza. Por ello, la inclusión de verdolaga, legumbres y cereales integrales en la dieta, es una buena forma de apotar magnesio al organismo.

Tilo (Tilia platyphyllos) La infusión de hojas y flores es efectiva para los dolores de origen emocional, por su capacidad calmante del sistema nervioso y su efecto antiespasmódico general. Diversos principios activos son responsables de su actividad, glicósidos y flavonoides entre otros.

Vid roja (Vitis vinifera) Las hojas de esta variedad tienen propiedades antiagregantes plaquetarias y vasodilatadoras, con lo que se mejora la circulación en el cerebro y por ende la disminución de los dolores de cabeza. Flavonoides y antocianinas colaboran para lograr estas acciones.

Plantas importantes para la piel

En una nueva serie de entradas, presento algunas de las actividades de las plantas con interés medicinal o cosmético. Debido a lo extenso del tema, iré publicando aportes parciales.

La piel es uno de los órganos más importantes de nuestro cuerpo y está expuesto a las permanentes agresiones del medio ambiente y del propio organismo. El proteger la piel es imprescindible, especialmente por razones de salud, además de por razones estéticas. Las plantas pueden contribuir a atenuar las mencionadas agresiones mediante la actividad de sustancias con propiedades medicinales. Los diferentes extractos se utilizan por via interna o por aplicación tópica. A continuación se enumeran algunas de las propiedades más útiles de las plantas en relación a la piel. No se mencionan en esta entrada las plantas que se reconocen como alimentos funcionales y que poseen destacadas propiedades sobre la salud de la piel.

Plantas con propiedades antiinflamatorias

Las reacciones inflamatorias de la piel pueden deberse a muchos factores, las dermatitis por contacto, las quemaduras solares, las abrasiones, etc y la manifestación de problemas internos, como psoriasis, eczemas, alergias, etc. El uso de plantas y sus extractos intentan atenuar esos síntomas, teniendo en cuanta que muchas veces son manifestaciones de defensa del organimo y no deben ser neutralizadas, sino atenuadas.

Son muchas las plantas con actividad antiinflamatoria sobre la piel, mediante la modulación de algunos de los varios mecanismos que intervienen en esta compleja reacción orgánica. Prostastaglandinas, leucotrieno, acción antihistamínica, óxido nítrico, etc.

Abedul (Betula alba, pendula) El aceite obtenido a partir de la corteza interior es astringente y se utiliza en el tratamiento de diversas afecciones de la piel, eczemas especialmente y psoriasis. Una decocción de las hojas y la corteza se utiliza para erupciones.

Alóe (Aloe vera, barbadensis) Los componentes del gel inhiben la síntesis de prostaglandinas y reducen la migración e infiltración de leucocitos, la liberación de histamina y la síntesis y secreción de leucotrienos. Las dermatitis por rayos solares o por radiaciones de cobalto 60 se atenúan con la aplicación de gel de alóe. Es una de las plantas de mayor utilidad para la piel.

Borraja (Borago oficinalis) El aceite de borraja es muy rico en ácidos grasos esenciales del tipo omega 6. El ácido gamma-linolénico puede ser transformado en prostaglandinas que ayudan a controlar los procesos inflamatorios. El mucílago y el ácido salicílico que contiene complementa esta acción.

Carqueja (Baccharis genistelloides, trimera) Con fuertes propiedades antiinflamatorias y analgésicas debidas, al menos en parte, a la inhibición de la biosíntesis de prostaglandinas. Los componentes activos son principalmente las saponinas y la rutina. Si bien los extractos alcohólicos son más potentes, con el extracto acuoso se logran resultados interesantes.

Cebolla (Allium cepa) puede eliminar los sabañones, ya que se trata de un vegetal con propiedades antiinflamatorias y antioxidantes que mejoran la funcionalidad de la piel.

Cúrcuma (Curcuma longa) La curcumina inhibe la actividad de la 5-lipoxigenasa en neutrófilos peritoneales de rata y de las plaquetas humanas. Esta enzima participa en la formación de los leucotrienos. Además ejerce una fuerte actividad antioxidante.

Equinácea (Echinacea purpurea) Las raíces y la planta entera se consideran particularmente beneficioso en el tratamiento de úlceras, heridas, quemaduras, etc, porque posee actividad similar a la cortisona.

Fucus (Fucus vesiculosus) La decocción acuosa del alga negra tiene un efecto calmante sobre la piel.

Ginkgo (Gingko biloba) Posee propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Ayuda a mejorar la circulación y potencia la producción de colágeno.

Hamamelis (Hamamelis virginiana) planta con propiedades astringentes, antiinflamatorias y antisépticas que se utiliza como tónico y para calmar las pieles irritadas o inflamadas.

Llantén (Plantago major) emoliente, antiinflamatorio, astringente, antibacteriano y antipruriginoso. Por su contenido en mucílago, pectina y taninos.

Limón (Citrus limon) Antiinflamatorio, cicatrizante, hipotensor, antiinfeccioso, digestivo. Regulador del tono nervioso, fluidifica la sangre. Tiene atributos antihongos, antisépticos, purificantes, refrescantes y bactericidas.

Malva (Malva officinalis) El contenido en mucílago le confiere potentes propiedades antiinflamatorias, tanto en uso externo como interno. Una infusión de hojas y flores es recomendable.

Malvavisco (Althaea officinalis) Sus propiedades emolientes suaves hacen que sea muy eficaz en el tratamiento de inflamaciones e irritaciones de la piel y las mucosas

Manzanilla (Matricaria recutita) el camazuleno, es notablemente antiinflamatorio y antialérgico. Tanto la tintura alcohólica como la infusión presentan esta propiedad.

Milenrama (Achillea millefolium) También contiene el azuleno agente anti-inflamatorio, aunque el contenido de este varía incluso entre las plantas en el mismo hábitat. La hoja fresca se puede aplicar directamente a un dolor de muelas con el fin de aliviar el dolor.

Olivo (Olea europaea) una infusión acuosa de hojas de olivo es hidratante, emoliente y antiinflamatoria. El aceite de oliva a su vez puede actuar como un desinflamante de la piel, aún consumido por via oral.

Tomate (Lycopersicon esculentum). El jugo de la fruta fresca y de las frutas procesadas posee importantes propiedades antiinflamatorias, comprobadas a diario en las quemaduras por los rayos solares. Probablemente el licopeno tiene mucho que ver.

Regaliz (Glycyrrhiza glabra) Externamente, la raíz se utiliza en el tratamiento de herpes, eczema y herpes zoster.

Uña de gato (Uncaria tomentosa) Para la inflamación. Contiene glucósidos antiinflamatorios.

Otras plantas con actividad similar a la cortisona: orégano silvestre, albahaca, hinojo, higo, pomelo, pasiflora, estragón, té y tomillo.

La hernia del hiato y las plantas medicinales

diciembre, 2011 5 comentarios

Los comentarios y consultas sobre la hernia del hiato son muy frecuentes y reflejan un problema de difícil solución o de difícil aceptación por parte de muchos de las personas que padecen esta patología.

A excepción de casos muy graves, siempre hablando de la hernia deslizante, en los que se presentan hasta síntomas de problemas cardíacos o de riesgo o molestias severas, creo que se debería intentar un control mediante cambios en los hábitos alimenticios y hábitos de vida, antes de encarar una cirugía.

Otro aspecto que parece confundir. La cirugía para reparar la hernia hiatal comprende técnicas diferentes a las utilizadas para evitar el reflujo gastroesofágico. La reparación de la hernia se basa principalmente en reforzar la pared del diafragma y en disminuir el tamaño del orificio hiato esofágico. El evitar el reflujo se trata de lograr mediante varias técnicas entre las que se destacan la de mejorar el cierre del cardias mediante pliegues de tejido estomacal.

La disminución del estrés mental agudo y crónico juega un papel preponderante en lograr una disminución de la importancia de la hernia y de la aparición de molestias. El combinar una serie de pautas en la alimentación, comidas no muy abundantes, la ración diaria normal dividirla en un mayor número de comidas, evitar las comidas con contenido graso, las frituras, los alimentos muy calientes o muy fríos, son algunos de los principios esenciales, discutidos en otras páginas.

Encarar los momentos de ingestión de los alimentos como algo especial, en realidad se trata de una parte del tratamiento por una afección de salud, evitando tragar y correr (por supuesto que esto en nuestra vida cotidiana no es tan sencillo pero, o tu domas a la enfermedad o la enfermedad te doma a ti, o sea que la elección en sencilla.

Destinar un rato, a posteriori de la ingestión de alimentos, a un descanso físico y mental, no acostarse inmediatamente. De hacerlo, con la cabeza elevada unos cms. más de lo acostumbrado. En definitiva, si quieres curarte casi sin costo, cambia la rutina, en caso contrario deberías ir hablando con el cirujano. Y como parte de mi experiencia de vida, el descansar y pensar durante el día mejora enormemente la performance en nuestras tareas y obligaciones. No solo corriendo se llega más lejos.

Y aquí reitero que las plantas medicinales, con sus sencillos extractos, pueden dar una ayuda muy importante. Quienes las conozcan y las utilicen saben que existen varias plantas capaces de controlar al sistema nervioso y quienes aún no las han utilizado o no crean en sus propiedades deberían pensar en hacerlo. A un muy bajo costo y con pocos riesgos, siempre que se sigan las normas dictadas por los profesionales correspondientes, se puede controlar hasta la estresada o el estresado más evolucionado.

Una infusión de 5 a 10 flores o cabezuelas de manzanilla (en una taza de agua caliente), bebida una hora antes de una comida, puede invitar a una buena siesta un rato después. En su defecto, bebida después de las comidas es una excelente “ayuda digestión”.

Una taza de té de valeriana (5 grs. de raíces) le disminuye la ansiedad al más pintado. Esta infusión se puede beber cuando la actividad nos va llevando a un aumento de la ansiedad, incluso 2 a 3 veces al día.

El té de pasionaria, que debe utilizarse conociendo sus propiedades, es un muy interesante medio para dominar un sistema nervioso acelerado, casi sin alterar el resto de las funciones. Un par de tazas con 3 grs cada una, por día es más que suficiente.

El té de tilo (o tila) es otra excelente herramienta, especialmente cuando no importa si se tiene una especie de hermosa somnolencia unas horas después. 3 a 4 hojas y sus flores en una taza logran un efecto muy interesante. Mi compañera no olvida asegurarse que coloco esa ración en el mate de la mañana. Me comporto como un excelente y tranquilo compañero el resto del día.

Otras plantas se mencionan en la página dedicada al estrés.

Enfermedad cardiovascular

La enfermedad cardiovascular es una entidad compleja con varias causas, aunque principalmente se debe a problemas asociados con el colesterol elevado y con la hipertensión arterial.

Por ello se aplica lo dicho y recomendado para estas dos afecciones, principalmente en lo que concierne a la utilización de plantas medicinales. A modo de guía resumo aquí las principales recomendaciones para cada una de ellas.

Plantas medicinales y colesterol

El colesterol y especialmente sus elevados niveles en sangre, son un tema del metabolismo, pero la consecuencia de su existencia es principalmente un problema circulatorio, ya que una de las alteraciones más importantes es la degeneración de las paredes arteriales con la formación de placas. Para ello es necesaria la presencia de cantidades elevadas de alguno de los tipos de colesterol.

La mayoría de los tipos de fibra de las plantas han demostrado bajar el colesterol. La fibra está presente en la mayoría de frutas y verduras. Los betaglucanos son un tipo de fibra soluble que aparentemente son los responsables de esta actividad. La cebada (Hordeum vulgare), los porotos (Phaseolus vulgaris) y el salvado de avena (Avena sativa) contienen cantidades importantes.

La pectina es otra fibra soluble capaz de bajar los niveles de colesterol en sangre. La zanahoria (Daucus carota), la manzana (Malus domestica) y la parte blanca de la cáscara de los citrus (Citrus spp) la contienen en buena cantidad. El pomelo o toronja (Citrus paradisa) también la contiene. Las frutas se deben comer como tales o licuadas con la fibra. El jugo contiene muy poca fibra.

En el caso de la manzana, el efecto combinado de la pectina y de los polifenoles aumenta el metabolismo de los lípidos y reduce la producción de moléculas proinflamatorias (que intervienen en la formación de las placas). El consumo continuado de manzanas ha logrado disminuir en forma interesante los niveles de colesterol malo (LDL) y aumentar en algo los niveles de colesterol bueno (HDL). El vinagre de manzana logra efectos similares,
aunque menores.

Las plantas que contienen mucílago, las algas (varias especies), las semillas de lino (Linum usitatissimum), las raíces de malva (Malva sylvestris), el membrillo (Cydonia oblonga), los líquenes, ciertos hongos y muchos otros vegetales. El mucílago tiene la propiedad de hacer descender el colesterol en sangre.

El ajo (Allium sativum) y la cebolla (Allium cepa) han demostrado bajar el colesterol alrededor de un 10%, en personas que consumen un diente de ajo o media cebolla al día. Este efecto estaría asociado con una interferencia en la síntesis del colesterol por parte de las células, debido a la actividad de compuestos azufrados existentes en el ajo o producidos a partir de ellos.

El apio (Apium graveolens) ha demostrado bajar el colesterol en animales de laboratorio. Aún no se ha determinado que principios activos son los responsables de este efecto, aunque se reconoce que su contenido en fibra puede tener incidencia. No he encontrado resultados concluyentes en estudios con seres humanos.

Los arándanos (Vaccinium myrtillus), por su capacidad antioxidante, son capaces de prevenir las lesiones arteriales que, entre otros factores, requiere la oxidación de las moléculas de colesterol LDL. Los polifenoles
presentes en la piel de los frutos también son importantes, aparentemente por su capacidad de reducir el colesterol en el organismo.

La cúrcuma (Curcuma longa) interfiere con la producción de enzimas que inducen la producción de prostaglandinas relacionadas con la inflamación y ayuda a la metabolización de grasas y a reducir los niveles de colesterol.

Los fitosteroles actúan disminuyendo los niveles de colesterol en sangre mediante una acción directa, al combinarse con el y quitarlo como colesterol disponible. Las semillas de sésamo (Sesamum indicum) los contienen en cantidades apreciables, además la lechuga (Lactuca sativa), las semillas de girasol (Helianthus annuus), los espárragos (Asparagus acutifolius), el coliflor (Brassica oleracea var bothr.), los higos (Ficus carica), la soja (Glycine max) y varios vegetales más.

Se puede mencionar también al lentinano, un betaglucano del hongo shiitake (Lentinus edodes) que además de muchas otras propiedades ha demostrado disminuir el colesterol en sangre en seres humanos.

El té negro (Camellia sinensis) a través de sus polifenoles interfiere con la recuperación linfática de colesterol, disminuyendo su reabsorción. Una disminución en la solubilidad de la sustancia sería uno de los mecanismos
más importantes.

El arroz rojo fermentado o arroz de levadura roja se ha venido utilizando para reducir el colesterol. Sus efectos son variables, probablemente por la falta de estandarización en los procesos de elaboración.

Plantas medicinales e hipertensión

La acción hipotensora de las plantas se logra por varios mecanismos, las hay simplemente diuréticas, otras mediante el óxido nítrico, otras son vasodilatadoras, otras interfieren con la contracción cardíaca a través de
los canales de calcio y otras mediante interferencia con la actividad de enzimas y hormonas específicas.

Ajo (Allium sativum). Los compuestos azufrados, presentes en buena proporción en el ajo añejado y en menor medida en el ajo sin procesar, contribuyen al descenso de la presión sanguínea. El descenso logrado con el
consumo de ajo tiene que ver con la activación del óxido nítrico, compuesto que interviene en los mecanismos de vasorelajación.

Apio (Apium graveolens). La apigenina y otros compuestos presentes en el apio, dilatan los vasos sanguíneos mediante una relajación de su musculatura lisa, logrando con ello un descenso en la presión sanguínea.

Arándanos (Vaccinium myrtillus). Tiene compuestos que inhiben una enzima reguladora de la angiotensina, hormona formada a partir de un compuesto presente en el plasma sanguíneo y que produce una elevación de la presión sanguínea.

Azafrán (Crocus sativus). La crocetina, un carotenoide presente en este condimento ha demostrado tener potente actividad antioxidante y antiinflamatoria. Asimismo posee una actividad de mejora en las afecciones
relacionadas con la insulinoresistencia, que explica la aparición de problemas como el colesterol elevado y la hipertensión.

Crategus, Espino albar (Crataegus oxyacantha). Los extractos de semillas y en menor medida de flores y hojas, reducen las presiones sistólica y diastólica. Esta planta tiene una reconocida acción reguladora de la actividad cardíaca, que trataré en otra página.

Olivo (Olea europaea). El extracto de hojas de olivo promueve el descenso de la presión arterial mediande un antagonismo de los canales de calcio, que intervienen en la contracción del músculo cardíaco. Asimismo ha demostrado descender los niveles de colesterol.

Quiebra piedra (Phyllanthus niruri). Posee varios principios activos que interfieren con la acción de la endotelina, sustancia producida por la pared vascular, que está involucrada en el aumento de la presión sanguínea.

Soja (Glycine max). Se ha demostrado que la soyasaponina I, presente en esta planta inhibe a la renina, una enzima producida por el riñón, responsable de una elevación de la presión a largo plazo y probablemente inhibidora de otro mecanismo enzimático, la convertidora de angiotensina.

Stevia (Stevia rebaudiana). Extractos acuosos de las hojas de esta planta con reconocida acción endulzante, tienen un efecto hipotensor en cuadros de hipertensión moderada. Al parecer sus compuestos químicos intefieren con el ingreso de calcio a las células del músculo liso arterial, disminuyendo su contracción.

Tomate (Lycopersicon esculentum). Los antioxidantes del tomate, entre ellos el licopeno, el betacaroteno y la vitamina E, han logrado reducir la presión sanguínea en personas con hipertensión moderada, por lo menos en
algunos trabajos citados. Otros trabajos no han encontrado respuesta positiva.

Valeriana (Valeriana officinalis). Los extractos de esta planta han demostrado lograr un descenso en la presión sanguínea, a través de una estimulación de los canales del potasio en la contracción del músculo mecanismo que puede intervenir en la regulación favorable de la presión cardíaco. Su efecto tranquilizante sobre el sistema nervioso es otro mecanismo que puede intervenir en la regulación de la presión sanguínea.

Vid (Vitis vinifera). El extracto de semillas de uva contiene polifenoles que hacer bajar la presión sanguínea, en algunos casos, probablemente debido a su actividad antioxidante.

Yerba mate (Ilex paraguariensis). Nuestra querida bebida folklórica, gracias a nuestros hermanos paraguayos y brasileños, que cultivan esta planta, tiene entre sus efectos, la propiedad de bajar la presión sanguínea, mediante una estimulación de la síntesis del óxido nítrico.

Varios fenoles presentes en las plantas (cáscara de citrus, partes aéreas del orégano, del romero y hojas de la salvia, semillas del sésamo, etc.) tienen propiedades hipotensoras.

Actualización de temas del aparato circulatorio

Antes de continuar con la publicación de nuevos temas, considero necesario hacer algunas revisiones y actualizaciones de lo ya publicado. He comenzado con el Aparato Circulatorio y algunos de sus temas.

La Anemia actualizada y con el agregado de algunos datos nuevos.

Las Arritmias contiene algunas nuevas consideraciones sobre el modo en que actúan las plantas en este problema cardíaco.

Las propiedades protectoras y curativas de las plantas sobre los Capilares Sanguíneos, con aclaración sobre algunos de los aspectos de los mecanismos de acción de las plantas.

Novedades sobre la eficacia de las plantas y de sus componentes en los niveles de Colesterol en sangre y en evitar la formación de placas en las paredes de los vasos sanguíneos.

El tratamiento de los Hematomas con extractos de plantas medicinales o con productos derivados de ellas.

Estrés crónico, físico o mental

Se trata de una afección muy compleja y por tanto merece un tratamiento asimismo complejo. Me refiero al llamado distrés o “estrés malo”.  Tal como se dijo, altera el funcionamiento de varios aparatos y sistemas orgánicos y por ello me adhiero a la corriente de, por un lado utilizar plantas que disminuyan la excitabilidad del sistema nervioso, por el otro que ayuden al organismo a adaptarse a esta situación extrema y además plantas que promuevan la disminución de daños producidos directa o indirectamente.

Los mejores resultados se han logrado combinando el uso de plantas adaptógenas, tranquilizantes, antioxidantes, inmunoestimulantes y digestivas. A continuación un listado de las más utilizadas en esta parte del mundo.

Plantas con propiedades adaptógenas, angélica, guanábana, astrágalo, centella, eleuterococo, guaco, albahaca morada, ginseng, rodiola y suma. Agrego, aceite esencial de limón.

Plantas con propiedades tranquilizantes, hipérico, kava, lúpulo, manzanilla, melisa, pasionaria, rauvolfia, tilo y valeriana.

Plantas con propiedades antioxidantes, brócoli, cacao, cebada orégano, tomillo y uva.

Plantas con propiedades inmunoestimulantes, cayena, equinácea, lapacho, regaliz, sello de oro y uña de gato.

Plantas con propiedades digestivas, alcaucil, angélica, boldo, cedrón, hinojo, manzanilla, menta, etc.

En la página correspondiente se amplía esta información. LEER EL ARTICULO COMPLETO

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 235 seguidores